22:50h. Lunes, 17 de Junio de 2019

El hospital de Málaga, 162.000 metros cuadrados de alta especialización

Málaga contará con un nuevo hospital de alta especialización, innovador y con una superficie construida de cerca de 162.000 metros cuadrados. 

Así lo ha destacado la consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez, que ha mantenido un encuentro con los responsables de los diferentes grupos de trabajo que han definido el nuevo modelo sanitario para la ciudad y en el que ha abordado los aspectos relativos al Plan Funcional del centro.

La consejera ha detallado que el nuevo hospital incorporará los modelos más evolucionados de asistencia sanitaria, configurándose como un centro de alta resolución, basado en un modelo de atención integral al ciudadano que contemple, tanto en el diseño como en la organización y coordinación de todos sus recursos, las posibilidades que ofrecen las más sofisticadas tecnologías sanitarias de diagnóstico y tratamiento disponibles, así como las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Estará orientado a la calidad total y la excelencia en todos sus servicios y aprovechará todas las alternativas actualmente disponibles a la hospitalización tradicional de los pacientes, como exigencia en calidad y de gestión adecuada de los recursos.

Para ello, se potenciarán las unidades funcionales de diagnóstico y tratamiento, orientando su actividad a la resolución eficaz de los problemas ambulatorios y de urgencias, se priorizará la accesibilidad de los pacientes, con el el compromiso de mejora de los tiempos de demora y la reducción de las listas de espera y tendrá que mantener el equilibrio entre lo que significa ser un hospital de referencia en especialidades de alta complejidad para la provincia de Málaga, pero también un hospital básico de referencia para la población del Distrito Málaga que tiene adscrita.

Será un hospital cooperativo y complementario dentro de la red del Sistema de Sanitario Público de Andalucía, asegurando la coordinación asistencial con atención primaria y el resto de hospitales. A su vez, será un centro competitivo en sus facetas científico-técnicas, de organización asistencial, de docencia y de investigación, tanto en el ámbito autonómico como en el nacional e internacional. Dará respuesta como centro asistencial, como hospital universitario y como centro de formación, a la vez que será un hospital seguro para los usuarios, los profesionales y el entorno, amigable, confortable y sostenible.

Once áreas funcionales

El nuevo centro se distribuirá en once áreas funcionales: Área Ambulatoria, Área Quirúrgica, Hospitalización, Cuidados Intensivos, Urgencias, Radioterapia, Área Diagnóstica, Áreas de Apoyo Clínico, Investigación y Docencia, Servicios de Atención al Paciente y Áreas no asistenciales, como son las referidas a servicios generales e instalaciones.

El nuevo edificio sanitario tendrá 816 habitaciones de uso individual, 213 consultas de especialidades, una Unidad de Cuidados Intensivos (con 70 puestos en boxes individuales), un Servicio de Urgencias, 52 quirófanos, una Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (con 57 puestos), diferentes Hospitales de Día (Quirúrgico, Médico polivalente, Oncohematológico y de Diabetes), Área de Hemodiálisis, Área de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista, Área de Salud Mental, Área de Rehabilitación, Área de Radioterapia, Área de Radiodiagnóstico, Laboratorios, Medicina Nuclear y Anatomía Patológica, entre otros servicios asistenciales.

El futuro hospital permitirá ampliar la cartera de servicios, especialmente en aspectos quirúrgicos ya que incorpora quirófanos híbridos, uno de ellos con TAC y otro con Resonancia Nuclear Magnética, con lo que se pueden llevar a cabo intervenciones más complejas. En lo relativo a espacios, permitirá crecer en confortabilidad y en intimidad, beneficiándose no sólo la población, sino todos los profesionales que trabajan en estas áreas.