03:11h. Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Manuel Gutiérrez: “Detras de cada factura que el Ayuntamiento veleño no paga, hay personas y empresas”

Entrevista a Manuel Gutiérrez, portavoz del PP en la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Vélez-Málaga y exconcejal de Hacienda

Manuel Gutiérrez concejal del PP de Vélez-Málaga
Manuel Gutiérrez concejal del PP de Vélez-Málaga

PREGUNTA.- Usted llegó a la Con­cejalía de Hacienda en lo peor de la crisis. ¿Cómo solventó los problemas del Ayuntamiento en materia económica?

RESPUESTA.- En el año 2011, la situación de los ayuntamientos era realmente caótica, y la de Vélez-Má­laga no iba a ser distinta. No se generaban ingresos para pagar todas las facturas y, como pasa en siempre, que gobiernan  los socialistas, el gasto era desorbitado. En el 2012, el  gobierno  de la nación, establece el Real Decreto Ley 4/2012 de 24 de febrero para facilitar a las entidades locales, entre ellos los ayuntamientos, el saneamiento de las deudas pendientes de pago, el famoso plan de proveedores (que  siempre defino como el mejor plan de empleo, ya que evitó que miles de empresas fuesen a la quiebra y se despidiesen a miles de trabajadores). Nosotros no íbamos a ser menos, y nos acogimos a este sistema de financiación y, de esta manera, pudimos pagar más de 36 millones de euros en facturas extrajudiciales que existían, más de  9.000 facturas (algunas de ellas hasta en pesetas) y a más de mil proveedores.

P.- ¿Y qué le exigían para cumplir ese plan?

R.- Tuvimos que realizar un plan de ajuste, que se presentó en el Ministerio de Eco­no­mía y Hacienda, y tuvimos la fortuna de que nos lo aprobaran. A partir de ahí, y has­ta el año 2022, los presupuestos del Ayun­ta­miento veleño están prácticamente planteados, te­nien­do también una partida muy im­portante de casi 2.900.000 de euros pa­ra facturas extrajudiciales que el  go­bierno mu­nicipal actual dejo de aplicar el año pa­sa­do.  Desde  entonces, tenemos que ir re­du­ciendo y, al mismo tiempo, congelando el gasto, para tener un equilibrio entre los in­­gresos y los gastos y cumplir con nuestro plan de ajuste. Una vez pagada esta cantidad tan importe, el Gobierno nos obliga a pa­gar a los proveedores a 30 días, apareciendo entonces una figura que seconoce como el periodo medio de pago. 

P.- Pero no se está pagando a 30 días...

R.- Desde que se presenta por registro de entrada la factura en el Ayuntamiento, en intervención la contabilizamos y, después, tenemos 30 días para que esa factura tenga el visto bueno de los departamentos, y, nuevamente, la factura vuelve al área de Economía y Hacienda para  realizar su pago y en un periodo no superior a otros 30 días. 

P.- ¿Qué hizo el gobierno popular entonces y el actual cuando entró?

R.- Nosotros, dentro de nuestras posibilidades con los  medios informáticos y de personal, y sobre todo liquidez, no llegamos a los 30 días como, por ejemplo, ha llegado la Diputación de Málaga o los ayuntamientos de Málaga, Fuengirola o Marbella, pero nos quedamos en 52 días. A los 15 días de dejar el gobierno municipal, vimos que al gobierno actual se le disparó pasando de  52 a 62 y, desde entonces, venimos avisando que es esencial que el periodo medio de pago se vaya cumpliendo, no solo por ser una magnitud económica , sino porque es imprescindible que se entienda que detrás de cada factura hay una empresa, y detrás de cada empresa hay personas, y no pueden llevarlos a la ruina, como esta haciendo este equipo de gobierno actual.

P.- ¿Por qué se llega a esto?

R.- Se llega a esta situación porque no pagan. Tan fácil como eso. Ahora el Ayuntamiento está pagando en 160 días, porque consolida con  Emvipsa y el Parque Tecnoalimentario. Pero referido solo al Ayuntamiento, se está pagando por encima de 175 días, y nada de extraño tiene que, cuando llegue junio, se llegue a los 200 sino aprueban el presupuesto.

P.- ¿Qué piensa cuando ve a Vélez-Málaga en la prensa nacional como uno de los municipios más morosos?

R.- Como antiguo responsable de Hacienda, que llegamos a pagar en apenas 52 días, a mí se me cae la cara de vergüenza cuando veo en la prensa nacional y la provincial que Vélez-Málaga es el octavo municipio más moroso del país, y eso que nosotros veníamos denunciándolo desde hace 3 años, porque sabíamos que esto iba a pasar.

P.- ¿Qué cree que va a pasar?

R.- Mire, Hacienda todos los meses le ingresa al Ayuntamiento 1.200.000 euros de la participación de los ingresos del Estado lo que a nos corresponde por número de habitantes, por IVA, por IRPF... Cuando Hacienda nos da un ultimátum, puede hacer lo mismo que hizo en Barcelona con las farmacias. Le dirá al Ayuntamiento: yo le tengo que ingresar a usted 1.200.000 euros, pero no lo voy a hacer y ahora todos los proveedores a los que se les deba facturas en Vélez, que presenten esas facturas en Hacienda para cobrarlas. ¿Es necesario realmente llegar a eso? ¿Tenemos que llegar a eso? Hay que reflexionar sobre eso.

P.- Pero si usted dice que su partido cumplió, por qué el actual gobierno no cumple?

R.- Si usted en el año 2014 lo coge a 52 días, estableciéndose ya un sistema de pago, usted a lo mejor se puede ir a 70, 80 ó 90 días, pero usted después tiene que intentar de corregir, y el Ayuntamiento no sólo no corrige, sino que encima sigue gastando y no pagando. Ese realmente es el problema. No hace falta ser un experto en economía. Porque si tú gastas y pagas, lógicamente, no tienes ningún problema. Pero  si gastas y no pagas tenemos un problema. Y me pregunto: si tenemos dinero en las cuentas corrientes, ¿porqué no pagamos? 

P.- El  alcalde dice que va a haber una partida de 2.200.000 euros en los próximos presupuestos para pagar facturas.

R.- Sí, eso dice. Lo anuncian a bombo y platillo, pero lo primero que debe hacer es aprobar los presupuestos y, para ello, cuenta con la suficiente mayoría, pero no, señor alcalde, no nos siga engañando. Usted no está haciendo nada del otro mundo, usted está rigiéndose por lo que dice el plan de ajuste. Por lo tanto, usted, señor alcalde, no está haciendo absolutamente nada con esto. Cuando nosotros leemos en un periódico como El País que Vélez-Málaga es el octavo municipio más moroso, cuando leemos que nos dan un ultimátum, que Vélez tiene 10 días para llevar acabo un plan de ajuste..., a los veleños se nos cae la cara de vergüenza, porque, encima, somos el Ayuntamiento que un mayor índice de fiscalidad impone a nuestros vecinos. Pagamos más IBI que nadie, tenemos un valor catastral más alto que nadie. 

P.- Pero todo esto sí viene de muy atrás, ¿no?

R.- Sí, del año 2007, pero el Gobierno nacional ha establecido un sistema con el que podemos adaptar el valor catastral al valor de mercado. No nos olvidemos nunca que el valor catastral debe ser el 50 por ciento del valor de mercado y, para eso, el Gobierno nos da una serie de porcentajes de reducción que podemos aplicar. Nosotros lo aplicamos en el 2014, que bajamos los valores catastrales un 27 por ciento,  y en el 2015 teníamos de plazo hasta el 31 de julio y, en vez de dejarlo cerrado, lo deje en manos del nuevo responsable y hubiésemos tenido una bajada de un 20 por ciento.

P.- ¿Y qué se ha hecho en los últimos años?

R.- Nada. En el año 2017 podríamos haber tenido una bajada de un 8 por ciento, en el año 2018 otra bajada del 4 por ciento..., y ahora, que estamos en época de hacer la declaración de la renta, podríamos tener una reducción de alrededor del 40 por ciento; o sea que nuestros valores catastrales serían similares a los que podrían ser el valor de mercado, y eso no se ha hecho. Pre­ci­sa­mente, hace poco se lo dije al concejal de Hacienda, y dice que lo único que nosotros buscamos un desequilibrio económico. ¡Nada más lejos de la realidad! Si usted paga 100, usted quiere que le dé un beneficio sobre esos 100. Desde el 2015 decimos que hay que aplicar una reducción porcentual de un 5 por ciento anual hasta llegar hasta un 50 por ciento, porque esa fue la promesa que Antonio Moreno Ferrer, siendo candidato del PSOE, hizo al pueblo de Vélez-Málaga: si él era alcalde, iba a reducir el tipo impositivo del IBI al 50 por ciento, pero claro, ellos no van a cumplir en absoluto. Por lo tanto, si el PP estuviera ahora gobernando y si Manolo Gutiérrez fuese concejal de Hacienda, yo le garantizo a usted que el valor catastral existente ahora mismo en Vélez-Málaga estaría  equilibrado con el valor de mercado. Pero, en lugar de eso, suben el IBI  a más de 400 familias con las reducciones que se les aplican el  las ayudas a la ciudadanía, confundiendo que lo hacen para ayudar a otras 1.300 familias y nada mas lejos de la realidad. En el año 2016 ayudaron a menos de 500 teniendo un sobrante de 138.000 euros, y en este ejercicio de 2017, siendo el numero de familias similar, vuelven otra vez a sobrar otros 120.000 euros.

P.- Ustedes han apoyado a los libreros, que, al parecer, tampoco cobran.

R.- Cuando nosotros decimos de que detrás de cada factura, hay una empresa, hay una persona y hay un verdadero problema, vemos que ya se ha levantado el primer colectivo, el de los libreros. No se puede permitir que el equipo de gobierno, cuando aprueba el presupuesto del año 2017, anuncie que son los más solidarios porque ellos tiene una partida de 145.000 euros para financiar los estudios de nuestros niños, cuando quien está financiando esos estudios son los libreros, y me parece muy bien que se hayan levantado. Desde que adelantaron los libros, los libreros tendrían que haber cobrado en el mes de octubre, estamos ahora mismo en el mes de mayo y siguen sin cobrar ocho meses después. Esto no se puede permitir. Después de la denuncia que realicé en persona, el Ayuntamiento se ha comprometido a pagar en 15 días, cuyo plazo termina el 13 de mayo. Espero que les paguen o seguiremos reclamando.

P.- En el capítulo de inversiones, usted también tiene fuertes discrepancias con el equipo de gobierno.

R.- En estos últimos 3 años, no han hecho ninguna inversión: en 3 años no han sido capaces de abrir el mercado de San Francisco ni de cederle las instalaciones de la capilla del hospital a Afadax, con quien contrajo el Ayuntamiento un compromiso de cesión cuando gobernábamos nosotros. Cuando llegamos al gobierno, nos encontramos que había un préstamo de 6 millones de euros. Invertimos 2,5 millones en el Cerro y 2,5 millones en el paseo marítimo de Torre del Mar, otro millón de euros se invirtió para  los contenedores soterrados, etc.

P.- ¿Cómo le dejaron entonces el terreno al nuevo equipo de gobierno?

R.- En el propio plan de ajuste que le dejamos a este gobierno, se dice  que puede pedir todos los años 4 millones de euros de préstamo y lo pidieron el 16 y el 17.  Nosotros heredamos una deuda muy importante, que fue el anticipo que en su momento pidió Antonio Souviron, y se terminó de pagar en septiembre de 2014; a partir de ahí, el gobierno recibe cuatro millones de euros en préstamos y dos millones setecientos mil euros por parte de la empresa de Aqualia. Estamos hablando de seis millones setecientos mil euros. Si las inversiones que se presentan son por valor de doce millones, por lo menos se tendría que realizar el 50 por ciento, y nada más lejos de la realidad: en el año 2016, realizaron un 20 por ciento de inversión y en el 2017 han realizado un 17 por ciento .

P.- Pero si no se invierte, ¿en qué se gasta ese dinero?

R.- ¡Es que el dinero está en el banco! Esto es lo curioso. Yo he escuchado a Marcelino Méndez  decir que a él le indigna, y si a él le indigna, cómo nos indignara a los que estamos en la oposición, cómo le indignara al resto del pueblo saber que el dinero está en el banco, el equipo de gobierno actual podrá tener alrededor de 10 millones de euros para inversiones.

P.- ¿Cree usted que el ciudadano medio puede entender eso que usted está explicando?

R.- Es totalmente incoherente. Por eso llevo reclamando al concejal de Hacienda, desde el mes de diciembre, que me diga cuál es el saldo que hay en los bancos, sobre todo para que lo conozcamos todos los veleños. Es lamentable que usted tenga dinero suyo en su cuenta y no pague, es lamentable que usted tenga dinero para hacer una inversión  y no la haga. Esto es lo que demuestra la ineptitud  por parte de este equipo de gobierno, y este equipo de gobierno se va a ir  del ayuntamiento de Vélez-Málaga haciendo bueno al  gobierno del tripartito. A mí me hubiese gustado haber visto  a este gobierno en el año 2011...

P.- De todas maneras, usted también se encontraría con problemas a la hora de pagar, ¿no?

R.- Le voy a poner un ejemplo muy cu­rioso. Con las primeras personas que yo me reúno cuando accedo al cargo de concejal de Hacienda, es con los de Ilu­mi­na­cio­nes Gi­ménez, en junio. El Ayun­ta­mien­to le debía 360.000 euros y le digo: Mire usted, espere que yo ya me asiente en el cargo y establecemos un plan de pago den­tro de las propias posibilidades que po­día tener el ayuntamiento en plena crisis. Su respuesta fue que el anterior  concejal de Hacienda se había comprometido a pagarle 40.000 euros y yo lo que puedo darle son 20.000, y me replica que, entonces, no pueden poner las luces. Afor­tu­nadamente, se preparó un plan de ajuste y se arreglaron todas estas cosas. Yo creo que cuando no tienes una idea clara de lo que quieres hacer con el municipio de Vé­lez-Málaga, pasa lo que estamos viendo. 

P.- ¿En verdad está Vélez-Málaga tan mal gestionada económicamente?

R.- En estos tres años, Vélez-Málaga se ha quedado a la cola completamente de lo que ha sido la evolución positiva que estamos teniendo a nivel nacional, que la economía de España está subiendo algo más de un 3 por ciento y Vélez Málaga se está quedando en el vagón de cola porque tenemos unos gobernantes del PSOE que son ineptos. Muchas veces le he preguntado a Marcelino Méndez y a Jesús Atencia cómo pueden seguir apoyando este tipo de políticas donde la inversión ha sido cero. Hemos retrocedido 3 años. Ya queda apenas un año para las elecciones y espero que volvamos a gobernar con las ideas claras y con un proyecto, con visión y con un concepto de municipio como tiene el PP.

P.- Oyéndole, me queda la sensación de que tienen el regusto de no haber completado su proyecto para Vélez-Málaga. 

R.- Yo por eso voy a intentar seguir en política la próxima legislatura, porque tengo un compromiso con mi gente, con mis vecinos  para bajarle la presión fiscal ya que cuando han tenido que hacer un esfuerzo, lo han hecho, hemos luchado mucho para salir  de la crisis, hemos sido un pueblo referente, nos estábamos convirtiendo en una potencia, pero, lamentablemente, no pudimos seguir en el gobierno y por eso no completamos el proyecto. Si nos vuelven a dar nuevamente la oportunidad para el año 2019, que no le quepa a nadie la menor duda de que temas como IBI,  plusvalía,  entrada y salida de vehículos, y resto de ordenanzas fiscales, se les va a reducir como ya lo hicimos en 2014.