13:38h. Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Se nos fue Forges

Artículo de Ramón Pérez

Se nos fue Antonio Fraguas de Pablo, Forges. Un genio del humor ácido e inteligente, con una pizca de mala leche, que hizo de su profesión una suerte de romancero de ciego de nuestra España, aireando, de camino, todo lo bueno y lo malo de ‘aquestas tierras’.

Forges nace en Madrid el 17 de enero de 1942. Hijo de madre catalana y padre gallego, pasa su infancia disfrutando de una amplia familia. A los catorce años, comienza a trabajar en TVE, y en 1973 la abandona para dedicarse profesionalmente al humor gráfico. Publica su primer dibujo en 1964 en el diario Pueblo y, posteriormente, pasa a Informaciones. En 1970 comienza a colaborar en Diez Minutos y trabaja en las revistas de humor Hermano Lobo, Por Favor y El Jueves, y en varios semanarios. Tras dibujar en Diario 16 y El Mundo, en 1995 empieza a publicar el chiste diario en El País, hasta su fallecimiento. En radio participó en programas como Protagonistas, de Luis del Olmo, La ventana, de Javier Sardá y Gemma Nierga, y, últimamente en No es un día cualquiera, de RNE, con Pepa Fernández.

Persona multidisciplinar, dirigió dos películas (País SA, en 1975, y El bengador gusticiero y su pastelera madre, en 1977) y cuatro series de humor en televisión, El Mulińandu­pelicasca­ra­ba­jo (1968), Nosotros (1969) y 24 horas aquí (1976), en TVE, y Deformesemanal (1991), en Telemadrid.  Una de las más recientes apariciones públicas en televisión tuvo lugar en TVE en el programa Pecadores Impequeibols (2014).

Desde la publicación en 1972 de su primer libro, El libro de Forges, no dejo de publicar diversos libros de distinta temática. Con motivo de la celebración del cincuenta aniversario de la publicación de su primer dibujo, en 2014 se publicaron El Libro (de los 50 años) de Forges, un recopilatorio de algunas de sus mejores viñetas, y Coloréitor: El Libro Antiestrés De Forges. Su última publicación fue Lo más de la Historia de aquí (en tres volúmenes).

En su obra escrita ocupan un lugar fundamental el costumbrismo y la crítica social. Una parte sustancial de la misma la constituyen los álbumes sobre historia de España en cómic y sobre informática para torpes. En 1992 pública su novela Doce de Babilonia, y en 2012 es nombrado director técnico del Instituto Quevedo del Humor. Fue también colegiado de honor del Colegio de Periodistas de Cataluña.

Recibió importantes galardones, entre los que destacan el premio a la Libertad de Expresión de la Unión de Periodistas de España, o la Creu de Sant Jordi, de la Generalidad de Cataluña. En 2007, el Consejo de Ministros le concede la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, y en diciembre de 2013 es distinguido con el Premio Nacional de Pe­rio­dismo Pedro Antonio de Alarcón, en re­conocimiento a toda su trayectoria. Fue nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

En 2014, la Biblioteca Nacional, en colaboración con la Real Casa de Correos, imprimió una colección de sellos con sus viñetas, como parte de una nueva serie filatélica dedicada al humor gráfico. El mismo año ganó el prestigioso premio latinoamericano Quevedos.