domingo, 19 de mayo de 2024 10:56h.

¿Qué celebramos hoy?

El pasado 20 de marzo se ha celebrado el Día Internacional de la Felicidad. Oír esta conmemoración en la radio, me provocó una sonrisa; sí, me pareció una nota agradable para empezar el día, pero, a la vez, me asaltaron un montón de dudas. 

¿Quién habrá propuesto esta celebración? ¿Quién decide qué se conmemora internacionalmente? ¿Qué cosas podemos celebrar de esta forma tan global?  Mi amigo Google me respondió -como siempre lo hace- rápido y con detalle. Así pude comprobar que hay días para todo, que tenemos un día del padre, de la madre, de los padrinos, las madrinas y que hasta existe el día del hijo de en medio.

También comprobé que hay otros días internacionales que son algo chocantes y, que no digo yo que no sean merecedores de tener un día de conmemoración propio, pero… a ver qué opina usted de celebrar el día mundial del cumplido, del contacto, de las bromas, del abrazo en familia, del beso, y… ojo: ¡¡Del día Internacional del beso robado!! Quizá puedan parecer más lógicas las proclamas de celebración que hacen el día de la tortilla de patatas, del gofre, del donut o de la alita de pollo, y, por supuesto, el día de las frituras.

Por cierto, tenemos un día del espeto malagueño, proclamado por Google, porque al parecer fue un 12 de junio de 2006, cuando, en Málaga, se inauguraba una estatua del espetero, y lo que se celebra en esta fecha es este tradicional oficio.

Barbie, los Simpson o el Pato Donald, tienen su propio día, así como la rana, el burro, la gaita o el ascensor.

Existe el día de la Abstinencia Digital y el Día Internacional de Leer a Tolkien y, (este es bueno): el día Mundial de llevar al Perro al Trabajo. El día Internacional del mal de amores y el de alegría. El día Internacional del Hombre y de la Mujer, que además puede conmemorar el día Internacional del bikini, o el de las mujeres sin ropa interior, especialmente si en verano no tiene otra cosa mejor que celebrar… Si usted es improvisador, tiene un día Internacional, si quiere salir del armario también hay un día para usted.

En fin, sorprendida me hallo ante esta tan gran variedad de conmemoraciones y al saber que estas proclamaciones pueden partir de or­ganizaciones e iniciativas privadas. Tam­bién la ONU, a través de su Asamblea Ge­ne­ral, previa propuesta de los Estados miembros, “dedica determinados días, semanas, años y décadas a acontecimientos, o temas es­pecíficos, con el fin de promover, mediante la concienciación y la acción, los objetivos de la Organización”.

Interesante, cuando conmemoramos el Día de la Paz, de la Democracia, de los De­re­chos Humanos y del Niño, de la Tercera Edad, la Juventud, de los Refugiados, del Cán­cer o las Enfermedades raras, el día del Agua… Un buen número de días, (en lo que creo todos estamos de acuerdo), que merecen ser nombrados, conmemorados y celebrados en todo el mundo.

Pero hay otros que igual usted no sabe qué exis­ten, como el Día Internacional de la Jar­di­nería Nudista, el de la lucha por la liberación de la Marihuana o el de la Fasci­na­ción por las Plantas, el día mundial sin ascensores…

Les dejo uno de esos días internacionales que seguro todos podemos celebrar, no por su trascendencia o su importancia, pero sin duda por lo familiar y habitual que es en nuestras vidas: el día Internacional de los Calcetines Perdidos, el 9 de mayo.

 ¡¡Voy a pedir que se celebre el día del “no me lo puedo creer”, el día Internacional de la Incredulidad!! ¡Bueno, antes hablaré con Google que seguro sabe si esto ya lo han “inventao”… ¡que yo quiero celebrarlo!