Buscar
20:33h. viernes, 17 de septiembre de 2021
paco
Opinión

Paco y la Aduana

Yo tuve el privilegio de estar en la Joya del Adriático cuando Paco Hernández era invitado en la XXXV Bienal de Ve­ne­cia con Sala propia; debido al triunfo que significó su ‘Tríptico de Venecia’ en la XXXI de 1966. “De este hecho excepcional en nuestra historia de la pintura, se cumplen cincuenta años. Justo el mis­mo año de la inauguración del Mu­seo de la Aduana”, me recuerda Rafael Reyna.