lunes, 15 de agosto de 2022 00:15h.
justicia
Cultura
ENTREVISTA AL ESCRITOR Y PERIODISTA SALVADOR GÓMEZ VALDÉS

“He pretendido hacer justicia a la memoria de mi padre, un comerciante de la Plazuela de las Indias”

La muerte del padre ha sido uno de los grandes motivos de inspiración creativa en la historia de la poesía. Como buque insignia, en lengua española: Las coplas a la muerte del padre, de Jorge Manrique. De hecho, con unos versos de las coplas, como cita liminar, se abre el primer libro de poemas que ha publicado el veleño Salvador Gómez Valdés (31 de octubre de 1957).

En Herencia, el conocido periodista de TVE,que dirige el programa cultural en La 2, La aventura del saber, hace, desde un tono coloquial, narrativo y conversacional, una especie de elegía tras la muerte de su padre. En el poemario se habla de herencia desde un punto de vista ético y de valores: todo lo bueno que debemos recoger de nuestros padres y entregárselo a nuestros hijos. Con una estructura interna sólida y muy coherente, el poemario, desde elementos cotidianos y simples, con buenas dosis de ironía y hasta de humor y desde la ausencia de un yo poético definido, da pequeños consejos, pequeñas claves morales para llevar una vida sencilla y medianamente feliz. El poemario está escrito desde una oralidad radical, recordando, a veces, lo que podría ser el dialogo de un padre o de una madre en una obra dramática; de hecho, la palabra hablo o escucho, se repite a lo largo del texto, manifestando ese carácter oral de los poemas que, en el fondo, forman un conjunto compacto y único. En el poemario está la idea implícita de la necesidad de la tradición dentro de la familia, en el sentido de entregar, unas generaciones a otras, un mismo legado, un mismo bagaje donde todos puedan reconocerse en la salud moral familiar, lo mismo quela doble hélice del ADN -imagen empleada también en el libro- desarrolla la salud física de las distintas generaciones. Y todo creado desde una perspectiva muy novedosa en la poesía actual española, es decir,  que no es la vivencia, la experiencia, o el decorado del poema lo que une a lector y a poeta, sino otro tipo de cosas menos visibles y palpables.

Salvador Valdés estudió periodismo y toda su vida profesional ha estado volcada en la divulgación cultural, literaria y científica. A raíz de la publicación de este libro, que se presentó en Madrid, de la mano de la mano del catedrático, poeta  y crítico Jenaro Talens, hablamos con el escritor sobre algunas claves de Herencia.