Buscar
02:10h. domingo, 31 de mayo de 2020

Vélez-Málaga inicia un Plan de acondicionamiento de arroyos y parcelas en entornos urbanos

Ariza ha señalado que “nuestro municipio se encuentra en unas latitudes donde el régimen de lluvias y temperaturas hacen proliferar mucha malas hierbas y cañaverales, lo que provoca que multitud de arroyos, a su paso por las zonas urbanas, se encuentren taponados y su capacidad hídrica disminuya"

Ariza y Atencia. Archivo
Ariza y Atencia. Archivo

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, Antonio Ariza, ha informado sobre la puesta en marcha en el municipio de un plan de limpieza, desbroce y acondicionamiento de arroyos y parcelas municipales en el entorno de zonas urbanas.

El edil ha señalado que “nuestro municipio se encuentra en unas latitudes donde el régimen de lluvias y temperaturas hacen proliferar mucha malas hierbas y cañaverales, lo que provoca que multitud de arroyos, a su paso por las zonas urbanas, se encuentren taponados y su capacidad hídrica disminuya, con el consiguiente peligro de desbordes. Esos ‘tapones’ son también refugio de roedores e insectos, ocasionando grandes molestias a la población. Al mismo tiempo, multitud de parcelas municipales, tras las últimas lluvias, se encuentran llenas de hierbas con el consiguiente peligro de incendio de cara a la época estival y, de igual forma, actúan como zonas de proliferación de roedores e insectos y es por ello que hemos diseñado un nuevo plan de actuación”.

De este modo, Ariza ha informado que “este nuevo plan está dividido en dos fases. La primera, de junio a septiembre, contará con la limpieza, desbroce y acondicionamiento de parcelas municipales. En la segunda fase, de octubre a diciembre, la limpieza y el acondicionamiento de arroyos que pasen cerca de entornos urbanos”.

El concejal de Medio Ambiente ha indicado que “por primera vez, esta delegación va a llevar a cabo en Vélez-Málaga una actuación programada para paliar el efecto de las inclemencias meteorológicas y naturales en zonas de arroyos y parcelas durante todo el año con el fin de disminuir sus efectos y la molestias a los vecinos”.