03:31h. Domingo, 25 de agosto de 2019

Los certificados de profesionalidad homologarán las enseñanzas de las Escuelas de Tiempo Libre

El BOJA publica la orden que regula los requisitos para obtener los diplomas de Monitor, Director e Informador de Actividades de Tiempo Libre Infantil y Juvenil

La Junta de Andalucía ha publicado este martes 23 de julio en su Boletín Oficial (BOJA) una orden que establece las características de las enseñanzas que imparten las Escuelas de Tiempo Libre en Andalucía, regulando, en concreto, los requisitos pata obtener los diplomas de tres figuras: Monitor o Monitora, Director o Directora e Informador o Informadora de Actividades de Tiempo Libre Infantil y Juvenil. De esta forma, se ha establecido un sistema de homologación de los diplomas por los correspondientes certificados de profesionalidad que avala la empleabilidad de los mismos.

La orden define la metodología y las fases utilizadas en esta formación; los requisitos que deberá cumplir el alumnado para obtener los diplomas; la ratio de alumnos o alumnas; las horas por sesión formativa para ambos módulos; la formación a distancia y en prácticas; así como la acreditación de formación convalidable, entre otos aspectos.

Las personas que obtengan el Diploma de Monitor o Monitora de Actividades de Tiempo Libre Infantil y Juvenil tendrán las competencias para organizar, dinamizar y evaluar actividades de tiempo libre educativo dirigidas a la infancia y la juventud, en el marco de la programación general de una organización, aplicando las técnicas específicas de animación grupal, incidiendo explícitamente en la educación en valores y atendiendo a las medidas básicas de seguridad y prevención de riesgos.

Por otra parte, las competencias de las personas que obtengan el diploma de Director o Directora de Actividades de Tiempo Libre Infantil y Juvenil serán planificar, organizar, gestionar, dinamizar y evaluar proyectos de tiempo libre educativo dirigidos a la infancia y la juventud en todos sus aspectos, representando interna y externamente a los mismos, asumiendo la creación, control y dinamización del equipo del personal monitor.

Finalmente, quienes obtengan el diploma de Informador o Informadora podrá organizar y gestionar servicios de información para jóvenes que respondan a los intereses y necesidades de este sector de la población, desarrollando acciones de información, orientación, dinamización y promoviendo actividades socioeducativas en el marco de la educación no formal orientadas a hacer afectiva la igualdad de oportunidades y el desarrollo integral de las personas jóvenes.

La formación que se imparte en las Escuelas de Tiempo Libre se enmarca en el ámbito de la educación no formal, definida como proceso educativo voluntario y flexible, que se caracteriza por la diversidad de métodos, ámbitos y contenidos en los que se aplica.