Buscar
22:55h. lunes, 13 de julio de 2020

Andalucía por Sí propone un gobierno de concentración en Vélez-Málaga mientras esté activado el estado de alarma

José Pino propone que “en un momento como el que estamos viviendo, lo mejor para los vecinos de Vélez-Málaga es hacer un gobierno de concentración, y que todos empujemos en la misma dirección”

José Pino
José Pino

El portavoz de Andalucía por Sí en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, José Pino, va a plantear la posibilidad de que se lleve a cabo un gobierno de concentración ante el momento actual por el COVID-19, y las consecuencias que va a traer, ya que, ”vivimos un momento muy complicado, ahora es hora de sumar, sumar todos, gobierno y oposición, y que mientras dure el estado de alarma, que serán aproximadamente 30 días más, podríamos estar todos juntos para unir fuerzas por la gente”.

El portavoz de Andalucía por Sí, ha comentado en qué consistiría ese gobierno de concentración, aunque está abierto al debate y que se pueda modificar siempre consensuado por todos: “Lo primero es que desaparezca la oposición y que nos pongamos a disposición del gobierno para aportar y ayudar en lo que sea”. También explicó que “el segundo punto es que todas las decisiones políticas que se tomen en el estado de alarma sean decididas y consensuadas por todas las formaciones políticas en junta de portavoces todas las semanas”.

Otro punto importante para Pino es que “los concejales de la oposición se pongan al servicio del gobierno y se sumen al trabajo diario, y que así se descargue a los concejales que ejercen el gobierno actual todo el trabajo que tienen encima”. La propuesta acaba con un último punto en el que dice que “en el momento que el estado central dé por finalizado el estado de alarma, el gobierno volverá a ejercer de gobierno, y la oposición volverá al trabajo desde el lugar que le corresponde”.

Para finalizar, Pino también quiso aclarar que “por supuesto, esta propuesta está pensada para todas las formaciones políticas, si hay alguna de ellas que no está de acuerdo, pues quedará sin efecto, porque evidentemente, no vamos a imponerle a nadie su forma de trabajar, sólo es una propuesta que ponemos encima de la mesa, y que, si no se lleva a cabo tal cual, pues tomaremos nuestra decisión de cómo actuaremos individualmente y ya lo contaremos a la sociedad veleña”.