20:17h. Sábado, 19 de octubre de 2019

El Desafío del Buda vuelve a ser una prueba de referencia en el ciclismo nacional

El teniente de alcalde de Torre del Mar, Jesús Pérez Atencia, ha señalado que “el Desafío del Buda es una de las pocas carreras de Andalucía de bicicleta de montaña que cuenta con un nivel paisajístico tan importante, con parajes de montaña y playa en su recorrido”.

El teniente de alcalde de Torre del Mar, Jesús Pérez Atencia; Hipólito Gómez, concejal de Deportes; Juan González, vicepresidente del Club Ciclista Veleño; y Nikki Wimmersch, triatleta, han presentado la edición 2019 del Desafío del Buda, una de las pruebas deportivas más emblemáticas de cuantas se celebran en la comarca de la Axarquía.

El teniente de alcalde de Torre del Mar, Jesús Pérez Atencia, ha señalado que “el Desafío del Buda es una de las pocas carreras de Andalucía de bicicleta de montaña que cuenta con un nivel paisajístico tan importante, con parajes de montaña y playa en su recorrido”.

El edil añadió que “la marca ‘Torre del Mar, paraíso del deporte’ cobra más sentido que nunca. Y lo demuestra con actividades como esta, que forman ya parte del calendario deportivo con la que de nuevo rompemos la estacionalidad. La salida y llegada estará en Torre del Mar, en la zona del Paseo de Larios”.

El edil de deportes, Hipólito Gómez, por su parte, animó a “todos los aficionados a la bicicleta de montaña a participar en esta prueba. Una cita que en anteriores pruebas ha sido un éxito, superando los mil participantes de media”. Gómez señalaba que “en esta edición 2019 la prueba sigue ofreciendo un único recorrido, con una distancia de 67 kilómetros y 2.007 metros positivos acumulados”.

Juan González, vicepresidente del Club Ciclista Veleño, informó acerca de la prueba que para este año “se reinventa en más de la mitad de su recorrido y ofrece la posibilidad a los corredores de disputar la prueba en pareja. La filosofía sigue siendo la de ofrecer una prueba única en la comarca de la Axarquía, llena de personalidad, en el panorama nacional, siendo la única carrera que sale desde el nivel del mar, trascurre por la falda de la sierra más alta de la provincia de Málaga, para terminar cruzando la meta con el mar a uno de los lados”.

Recorrido

Un entorno natural dominado por un relieve caprichoso, salpicado de cerros, montañas y lomas, que solo se suavizan en las pequeñas vegas que se forman en los arroyos, y en la vega de la principal arteria fluvial. La Axarquía ofrece unos paisajes pintorescos, mezclando la costa con la dehesa y cuyas vistas son dignas de admirar.

Ciertos tramos más serranos en las umbrías del Cerro Beas, y con un ascenso con la panorámica de fondo de la Sierra Tejeda, Almijara y Alhama. Todo ello rodeado de espacios de vegetación mediterranea de encinas y matorral y por momento de los arboles frutales como el aguacate y el mango que nos brindan sus frutos de la máxima calidad a nivel mundial.

Unos tramos urbanos, en los que se denota la impronta mudéjar de esta comarca malagueña, callejuelas estrechas, fuertes desniveles, pasos soterrados, fachadas encaladas, etc.

Uno de los protagonistas de esta prueba 2019 es Nikki Wymmersch, que ha sido uno de los que ha ocupado el cuadro de honor y sobre el que recae en esta edición una mención especial. El triatleta torreño va a formar parte de esta cita y ha señalado que “se trata de una de las pruebas más importantes de cuantas se celebran en la comarca”.