miércoles, 05 de octubre de 2022 07:37h.

"Los tropicales han cambiado el paisaje, la economía y el mercado laboral de la Axarquía"

Entrevista con Claudio López y Salvador Gutiérrez, autores de un documental sobre los orígenes del cultivo de los frutos subtropicales

Claudio López y Salvador Gutiérrez
Claudio López y Salvador Gutiérrez

PREGUNTA.- ¿Cómo surge la idea de llevar a cabo este documental?

RESPUESTA.- Obedece a una constatación, al hecho de que en esos momentos hay en la comarca de la Axarquía más de trece mil hectáreas dedicadas al cultivo del aguacate y el mango. El paisaje de la Axarquía se ha transformado de forma radical en los últimos cuarenta años. Y no solo el paisaje, sino la economía y el mercado laboral. La Axarquía es hoy en día lo que es debido a los cultivos tropicales. En ese sentido, Claudio y yo, como dos personas que llevamos toda la vida dedicados a realizar documentales y re­­­­­­­portajes, fundamentalmente, del mun­do axárquico y que procuramos indagar e investigar en nuestro pasado, nos dimos cuenta de que no había nada -ningún libro y, por supuesto, ningún documental- que contara la manera en la que se han ido implantando los frutos tropicales en esta zona. Así que consideramos que era importante trabajar en un documental que recopilara toda la información que había dispersa sobre esta historia. Y nos pusimos manos a la obra.

P.- ¿Cuánto tiempo os ha llevado hacer este documental?

R.- Bastante tiempo, porque hay que te­ner en cuenta que durante el proceso irrumpió la pandemia y el confinamiento, y eso ralentizó el trabajo. Pero, ade­más, hubo un parón por el camino porque no lográbamos encontrar patrocinadores para financiar el trabajo. No obstante, solventados los problemas, pudimos concluirlo. Es decir, hemos tardado alrededor de dos años, entre in­­­­­­vestigación, localización de entrevistados, grabación, realización y postproducción.

P.- Finalmente, encontrasteis financiación…

R.- Sí, nuestro principal patrocinador ha sido Diputación Provincial de Málaga, a través de Sabor a Málaga. Creemos que ha sido un acierto, ya que un organismo como este, volcado en la promoción de los productos de nuestra tierra, tenía que estar vinculado, de alguna manera, al primer documental que se hace sobre unos frutos tan relacionados a esta provincia y de tanta calidad.

» Por otra parte, también han colaborado con el documental empresas privadas relacionadas con el sector, como Reyes Gutiérrez, Trops, Montosa, Natural Tropic, Frunet, Agrotrapiche y la Asociación Española de Productores de Aguacates. De hecho, queremos agradecer públicamente a todas estas empresas su colaboración.

P.- Habéis comentado que es el primer documental…

R.- Sí, es el primero, porque hasta el mo­mento solo había algún libro que tra­taba el tema de forma muy general, pe­ro no profundizando en la historia de los tropicales en la comarca de la Axarquía. Uno de esos libros, de referencia es la Historia del aguacate español, del in­vestigador Julián Díaz Robledo, quien ha sido uno de los primeros comercializadores de frutas tropicales en toda España. También estaban las in­ves­tigaciones que Leandro Olalla, antiguo director del IFAPA de Churriana había llevado a cabo. Y algunos datos y noticias dispersos por internet, pero nada que aunara y sistematizara todo lo que se sabía sobre el modo en que estos frutos han ido llenando los campos de la Axarquía.

» Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que el día de mañana, el investigador, historiador o periodista, que quiera saber cuál ha sido ese proceso de implantación tendrá que acudir a este documental.

P.- Precisamente, ¿qué nos vamos a encontrar en el mismo?

R.- Los momentos más importantes de cómo la comarca se ha ido poblando de aguacates y de mangos; las figuras clave en esta transformación…Y todo desde varios puntos de vista: la historia de los primeros árboles tropicales que llegaron a la península, y a nuestra costa,  tras el descubrimiento de América. En ese sentido, tendrá una gran importancia  el marqués de la Sonora, José de Gálvez, que era ministro de Indias y hacía que las plantas que venían desde América, y cuyo destino era el jardín botánico de Madrid o de Aranjuez, llegaran también, para su aclimatación, a su finca de Almayate. También abordamos la historia desde el papel del Estado en los años veinte del siglo pasado, que creó estaciones de agricultura experimental en Churriana, Torrox y Motril y en donde se hicieron por primera vez investigaciones con aguacate. Y por último, la historia de la plantación de aguacates con fines comerciales. Es decir, en qué momento y cómo empieza la industria de los tropicales.

P.- ¿Y en qué momento y cómo comienza ese aspecto comercial?

B.- Pues hay una fecha clave y mítica en esta historia: 1954. En Almuñécar, en el llamado Rancho California. Y en esa historia hay dos personas muy importantes: Roger Magdahl y Luis Sarasola. Magdahl era un alemán que en los años veinte del siglo pasado emigró a Chile. Allí se dedicó al cultivo del aguacate -o palta-. Pero Magdahl tenía mucho interés en plantar aguacates en el Sur de Europa y buscó un terreno por la comarca de la Axarquía. Finalmente, se decantó por Almuñécar. En ese tiempo aparece la figura de Luis Sarasola, un ingeniero agrónomo vasco que se convirtió en la mano derecha del alemán. Con muchas dificultades, alrededor del año 60 obtuvieron las primeras cosechas de aguacates.

» Pero muy pronto el grueso de la producción y la industria comenzaron a establecerse en la Axarquía, fun­­­­damen- talmente porque el terreno era mejor y el agua no tenía tanta salinidad como en la costa granadina.

P.- ¿Y de ahí a lo que hay en la actualidad?

R.- Pues es como el proceso por el cual las fichas de dominó van cayendo unas detrás de otras. Las primeras cajas, de la marca Palta, se vendieron en la Calle Larios de Málaga en torno a 1960. Y, a través de Julián Díaz Robledo, se distribuyeron por las principales capitales de España.
» Uno de los trabajadores del Rancho California, que se dedicaba a injertar árboles de aguacate y que había aprendido en Chile, Saturnino Blanco, instaló e impulsó un vivero en la Axarquía. Al mismo tiempo, otro trabajador del Rancho, Generoso Gallardo comenzó a asesorar y ayudar a agricultores de la comarca que querían plantar sus fincas con aguacates. Ellos dos también son unos pioneros.
» En 1969 había plantadas en la provincia de Málaga, aproximadamente, unas diez hectáreas de aguacates. Y en la comarca de la Axarquía una de las primeras personas que plantó su finca fue Ramón Muñoz Bazaga, en Benamargosa. A raíz de ahí, todo se fue desarrollando a una velocidad de vértigo: primeras fincas, primeros comercializadores, primeras cooperativas, como Royal de Churriana etc., etc. Hasta llegar, en la actualidad,  a la gran industria montada en la Axarquía alrededor de los tropicales.

P.- ¿Y el papel de La Mayora?

R.- Fundamental. Porque en esta historia hay dos grandes vertientes: la agrícola y la industrial y la científica y de investigación. Ya, como hemos dicho, desde los años 20, se comenzó a investigar con aguacates en la estación experimental de la Granja, en Torrox y a finales de los cincuenta vino La Mayora a poner las bases científicas para el correcto desarrollo del cultivo de los aguacates. En ese sentido, hay dos personas clave: el primer director del centro, el alemán Dieter Wienberg, y el ingeniero José María Farré, que en los años 60 fue becado a California para estudiar in situ estos cultivos.

P.-¿Cuáles han sido las pequeñas historias, las anécdotas, en la elaboración de este documental?

R.- La elaboración de este documental ha sido muy entretenida. Pese a que, a priori, pueda parecer un tema soso o anodino, nos hemos encontrado con datos e historias muy interesantes. Hay que tener en cuenta que había mucha información dispersa, pero muy pocos documentos y fotos, con lo que se hacía inviable un buen trabajo audiovisual. Como ejemplo diremos que no había ni una sola imagen ni una sola foto de los dos grandes pioneros: Magdahl y Sarasola. De hecho, hemos tenido que contactar con una universidad de Chile y con varias empresas del país para que nos pudieran dar algunas pistas de los posibles descendientes de Roger Magdahl, por si estos tenían algunas fotos de su antepasado. Finalmente, en México localizamos a un hijo de Magdahl que generosamente nos pasó imágenes.

» Manuel Villena, un hombre con más de noventa y cinco años y natural de Torrox y que fue trabajador del centro experimental desde los años 40, nos dio un dato muy interesante: posiblemente el primer comercio en el que se vendieron aguacates, fue en un pequeño establecimiento en los aledaños del mercado municipal de Torrox, en torno a 1942. El pequeño establecimiento era propiedad de una tal María Gutiérrez. Descubrir anécdotas tan interesantes sobre nuestro pasado reciente es de una gran satisfacción.

P.- ¿Cómo veis la actual situación de los tropicales en la comarca?

R.- Preocupante. Es una pena que una historia tan bonita como la que contamos en el documental pueda venirse al traste por la falta de previsión de los políticos y por incapacidad de mirar a largo plazo; aunque también cierta ansiedad de los comercializadores y agricultores ha podido influir en el estado actual. Evidentemente, la sequía es el principal problema que tiene el sector. Pero nosotros hemos hablado del pasado, no del presente ni del futuro.

P.- ¿Cuál es el recorrido que va a tener este documental?

R.- El documental está en las redes sociales y en varios canales de Youtube. Lo hemos repartido por las principales televisiones locales de Andalucía. Pero sobre todo, estamos haciendo una buena campaña de difusión por todos los pueblos de la comarca de la Axarquía. Queremos, fundamentalmente, que sean los habitantes de la zona que han visto transformada su vida con estos frutos los que conozcan la historia de cómo se han implantado aquí. No obstante, también tenemos intención de presentar el trabajo en algún festival de documentales.