09:58h. Jueves, 14 de noviembre de 2019

“Transmito lo importante que son para mí las emociones, el disfrutar de la vida, la literatura, las artes”

José Marcelo entrevista al escritor Ángel Miguel Bermúdez
Marcelo y Bermúdez
Marcelo y Bermúdez

Ángel Miguel Bermúdez Hernández na­ce 1964 en Vélez-Málaga. Está licenciado en Biología, y trabaja desde hace más de de veinticinco años como profesor en distintos centros educativos de Anda­lu­cía. Actualmente compagina su labor do­cente con la escritura.

PREGUNTA.- Usted es profesor de biología. ¿Cómo compagina la docencia con su dedicación a la literatura?

RESPUESTA.- El conocimiento es universal y todo, de alguna forma, está relacionado. En biología, además de  enseñar unos conocimientos concretos, también se trabajan unos valores y una actitud ante la vida. Estos valores están siempre  presentes en mi literatura. 

P.- ¿En qué momento descubre usted la literatura? ¿Cuáles son sus motivaciones para escribir? 

R.- Soy un buen lector. Desde pequeño he leído muchos libros de  aventuras y también los clásicos. Mi sueño siempre ha sido escribir. Llegó el momento de tomar la decisión y comencé a escribir ha­­ce unos años. Mi principal motivación  es hacerlo con placer. El resultado es bueno, cuando lo que escribo le interesa a los lectores. Me produce gran satisfacción.

P.- Tuve el placer de asistir a la presentación de su última obra Veinte historias y un deseo, lo he leído  y me ha sorprendido cómo consigue usted llevar lo cotidiano a la literatura. Hábleme de ello.

R.- Es un proceso que a mí mismo me sorprende. A partir de un hecho casual o de un recuerdo, de algún comentario o alguna anécdota real, dejo volar mi imaginación y mi creatividad, consiguiendo  desarrollar el tema sin perder la realidad. Logro potenciar la parte más creativa que tiene el ser humano.     

P.- Decimos que la realidad siempre supera a la literatura, y que la literatura sólo es un reflejo de ella, una manera de mostrarla. ¿Cuál es su finalidad cuando escribe? 

R.- Trasmitir lo que para mí es importante: las emociones, el saber disfrutar de la vida y apreciar el valor que tiene, así como la importancia de la literatura y  de las artes. Estos valores son esenciales en la vida  y, día a día, son los que les enseño a mis alumnos. Los  tengo siempre presente y consigo llevarlos a la literatura. 

P.- En la anterior novela Los días por venir desarrolla el  problema social de la violencia de género, mostrando los perfiles de los personajes. ¿Qué pretende usted comunicar al lector, al tratar el tema de la violencia de género en la literatura? 

R.- Surgió de una forma colateral, mi intención era contar una historia familiar, local. Pero sólo incluí una parte de esa historia y me atrapó, sintiendo la necesidad de ampliarla y de desarrollar la parte básica y fundamental de la obra. Mi objetivo es trasmitir que seamos conscientes de lo bueno y malo que llevamos dentro. El drama de la humanidad  es tomar conciencia de ello, reconsiderar la importancia que tiene la relación humana.   

P.-  Su primera novela Luz y vida, trata el tema del amor a través del tiempo, en escenarios tan dispares como África y Turín. Hábleme de la novela.

R.- Lo que quiero es trasmitir la importancia del amor en todo momento, y cómo se mantiene a través del tiempo, para ello la adorne con una trama muy dinámica, una intriga que atrapara al lector para que no se perdiera. Pero, en el fondo, la novela trata de la historia del amor humano.

P.- Al oírle hablar ahora del amor, observé en la presentación de su último libro que su forma de expresarse era más como  poeta que como escritor de novela. Cuando he leído su obra, he confirmado esa sensibilidad que tiene usted por los temas humanos.   

R.- La poesía es la sublimación de la literatura y de las emociones. Lo que procuro es llevar el amor en cada acto de mi vida. En la literatura he conseguido plasmar el tema del amor, teniéndolo siempre presente. Al tratar temas humanos estoy más cerca de la poesía.

P.- ¿Está trabajando en un nuevo proyecto literario?  

R.- Sí. Quiero seguir la senda de los breves relatos. Me siento muy satisfecho y cómodo. Así compagino bien el tiempo dedicado a la docencia y a la escritura. Para conocer mi trabajo literario pueden consultar mi web: novelasangemiguel.com.