Buscar
23:08h. jueves, 29 de octubre de 2020

La Diputación comienza las obras de emergencia en la carretera entre El Borge y Almáchar que se hundió por las lluvias

La actuación de restitución del firme está valorada en 212.000 euros y el plazo de ejecución es de dos meses

Las obras de emergencia para restituir el firme de la carretera MA-3109 que une los municipios axárquicos de Almáchar y El Borge tras el hundimiento sufrido por las lluvias el pasado 23 de marzo, han comenzado esta mañana.

Así lo ha dado a conocer el diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, que ha explicado basándose en el informe técnico, “que la incidencia pudo deberse principalmente a la acumulación de agua bajo la plataforma de la carretera proveniente del talud de desmonte contiguo y de la propia carretera, que ha provocado la pérdida de una parte importante de la tensión efectiva del terreno”. Tras hacerse el estudio geotécnico correspondiente y declarar la emergencia, las obras han sido encargadas a la empresa J. Campoamor por 212.000 euros.  El diputado ha agradecido "a los operarios la celeridad de los trabajos con el fin de que se reanude el tráfico y la seguridad vial lo antes posible".

Asimismo, las obras se están ejecutando con las medidas necesarias para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores, así como la adecuada gestión de los residuos generados durante las actuaciones.
Por motivos de seguridad vial, la MA-3109 se encuentra cortada al tráfico siendo los accesos a Almáchar por la carretera de Benagalbón (MA-3200) y a El Borge, por la de la Benamargosa (MA-3113).

Datos técnicos

Para restituir la carretera a su estado anterior, se ha planteado la ejecución de un cajeo de 40 metros de longitud a la cota -4, con sendas rampas de entrada y salida. Posteriormente se colocará un muro de escollera hormigonada de 2 metros de altura de cimiento y 2,5 metros de ancho y 4 metros de alzado visto y espesor medio de 2 metros. A la vez que se ejecute el muro de escollera, se rellenará con material seleccionado el cajeo ejecutado. Además, se ejecutarán también dos drenajes.

Una vez finalizada la escollera y el relleno del cajeo se ejecutará el paquete de firme.  Por último se tomarán las medidas de  señalización, tanto vertical como horizontal, así como los elementos de contención necesarios para garantizar la seguridad vial.