14:42h. Domingo, 15 de diciembre de 2019

Señalética errónea

Artículo de Francisco Montoro

Un indicador de tráfico instalado recientemente, frente al Colegio Andalucía, con la leyenda VÉLEZ MÁLAGA OESTE, y debajo PLAZA REYES CATÓLICOS, nos trae a primer plano un tema que creíamos fuera de moda, propio de un tiempo pasado. Un indicador de tráfico colocado por un técnico, un práctico, o un descuidado operario, genera un problema. Alguien que no observa, medita, cuida o atiende a lo que hace o a lo que le han mandado hacer. Porque no creo que sea cosa pensada, meditada, intencionada…

La señalética tiene unas normas, como lo tiene la ortografía, el buen gusto, la responsabilidad educativa…

Puede parecerlo, pero no es un tema menor. Que se escriba mal el nombre de la ciudad, en una señal pública, en lugar muy transitado, delante de un centro educativo… Va en contra de la imagen de Vélez-Málaga, de su conciencia culta, de su idiosincrasia de siglos. Es algo que invita a pensar en dejadez, desapego a las normas elementales, falta de eficacia y atención a los deberes. Mi abuela decía que “quien no cuida la ortografía lo más probable es que no atienda convenientemente otros menesteres”. ¿Qué pensaríamos si en Badajoz viéramos un cartel con el nombre de la ciudad escrito con ‘v’, o en Soria otro escrito con ‘z’, por ejemplo?

Los fallos ortográficos son cosa común, pero cuando se trata de rotulaciones públicas, la cosa cobra ingrata relevancia. El alcalde de Huelva no puede escribir el nombre de su ciudad sin ‘h’, o un concejal de playas no puede escribir playa con ‘ll’, el secretario del ayuntamiento de Jaén no puede olvidar la tilde, el arquitecto municipal no puede permitir un cartel público que escriba obra con ‘v’…

Tristemente, a la entrada de nuestro municipio, en la rotonda de Torre del Mar, aparece un nombre gigantesco donde Vélez-Málaga no lleva guión. Por nuestro municipio circulan coches de policías locales con el nombre de la ciudad mal escrito, en Capuchinos, en el cuartel de la policía local el nombre de la ciudad está mal puesto…

Que Vélez-Málaga se escribe con guión lo saben los jueces en sus sentencias a veleños, las universidades en sus títulos a veleños, la policía nacional en los DNIs de los veleños, el Registro Civil en sus partidas de nacimiento y defunción… El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española dice con claridad: “Vélez-Málaga, municipio español, se escribe con guión”. Y lo confirma la Historia, las tradiciones, los diccionarios, los académicos, etc., etc., etc.

Los representantes legales de la ciudad, sus coches, sus señales públicas, la cartelería que produzcan, deben ser respetuosas con las normas.

El sentido común tiene mucho que ver con lo que decimos. Dámaso Alonso, cuando era presidente de la Real Academia de la Lengua, hizo unas declaraciones a ABC diciendo “yo también tengo faltas de ortografía”, pero siempre en el ámbito privado, en todo documento oficial o público soy extremadamente cuidadoso con las normas ortográficas.

No es lo mismo escribir “burro” con “v”, o “bocadillo” con “y” en una pizarra publicitaria, a las puertas de un local de un barrio olvidado, que hacerlo en las puertas de un colegio.

Otra cosa es que queramos cambiar el nombre a nuestra ciudad. Habrá que iniciar un expediente al respecto y tener en cuenta las normativas y competencias que existen. Pero mientras tanto, Vélez-Málaga se escribe con guión, y las autoridades, funcionarios, técnicos y ciudadanos de bien, tienen obligación de respetar, cuidar y mantener correctamente lo que nos dice la Ley, la Ortografía, la Historia, los diccionarios… ¿O no?