Buscar
12:22h. martes, 27 de octubre de 2020
Artículo de Francisco Montoro

El siglo XIX conoce, a la vez que un desarrollo de la economía malagueña, un manifiesto desarrollo de la prensa. A lo largo de la centuria nacieron más de trescientos periódicos en Málaga, si bien casi todos tuvieron una corta vida. La mayoría han desaparecido totalmente.

El tema de la prensa malagueña es un asunto relevante, que cuenta en Málaga con la suerte del Archivo Díaz de Escovar que, para mayor alegría, se encuentra en avanzado proceso de digitalización, gracias a la obra cultural de Unicaja. Ello facilita que, a través de internet, podamos consultar la prensa de su amplia hemeroteca. 

Los pocos periódicos que se han conservado han tenido una amplia dosis de azar y de meritoria dedicación de personas que captaron a tiempo el valor de esa documentación irrepetible. Y, aun así, las colecciones que han pervivido están incompletas. Entre la prensa malagueña del siglo XIX, en la que llegó a haber cerca de trescientos periódicos, muchos de los cuales tuvieron muy corta vida, destacan sobremanera El Avisador Malagueño y La Unión Mercantil.

El Avisador Malagueño (1843-1893), como cualquier otro periódico, es algo más que una colección de noticias. Detrás de él hay una empresa y una orientación ideológica, así como un propósito, no solo de informar, sino de influir en el lector. Y, por tanto, una suma de variables a tener en cuenta por el historiador que utiliza el material y los datos netos que facilitan los rotativos.

El Avisador... nace por la necesidad de la burguesía comercial e industrial malagueña de gozar de un órgano de información y comunicación al servicio de sus intereses. A lo largo de los años, a la cabecera se van a intercalar diversos subtítulos, a saber: 1843: Diario de Comercio, de Literatura y de Anuncios de todo Género; 1847: Periódico de Literatura, Industria, Comercio e Intereses Ma­te­riales; 1853: Periódico Político y de Intereses Generales. 1857: Periódico de Comercio y de Intereses Generales; 1866: Periódico Político y de Intereses Generales; 1877: Diario de Noticias y de Intereses Generales; 1886: Diario Político, Literario y de Intereses Generales.

Pervivió durante medio siglo. El primer número aparece el 7 de mayo de 1843, y el último el 30 de julio de 1893. La redacción estaba en calle del Marqués, 10 y 12, y se imprimió, según las etapas, en distintas imprentas malagueñas. Salía las mañanas de todos los días de la semana -salvo los siguientes a festivos- con cuatro páginas divididas entre cuatro o cinco columnas, sin grandes titulares y sin ilustraciones.

Según el propio periódico -del 19 de enero de 1973- este diario “...respondió y satisfizo a una necesidad de creciente comercio y su ya próspera industria, y mereció desde luego favorable acogida del público, siendo así el primero que puede decirse que implantó en Málaga de un modo definitivo y permanente esta clase de publicaciones periódicas, lo que no habían logrado antes alcanzar los muchos ensayos que para ello se habían efectuado.”

Respecto a La Unión Mercantil (1886-1936), periódico vespertino, editado en la ciudad de Málaga, contó durante su existencia con una buena si­tuación económica y una sólida estructura, llegando a ser no solo el diario más importante de Málaga, sino también, uno de los más importantes de Andalucía.

Fundado por los empresarios malagueños, de origen catalán, José Creixell Ollivella y Pedro Poch, pronto se configuró como uno de los principales medios de comunicación de la provincia.  Su aparición vino a coincidir con la crisis y desaparición de la antigua prensa malagueña del siglo XIX -especial­mente El Avisador Malagueño- factor que acabó favoreciendo notablemente su consolidación.

En su primera etapa llegó a estar dominado por el cacique local del Partido Conservador en Málaga, Francisco Javier Cervantes, que lo utilizó como su propio órgano de prensa. No obstante, con el tiempo, el diario pasó a ser propiedad exclusivamente de la familia Creixell. Su primer director fue Antonio Fernández y García, que lo dirigió hasta 1908.​ Con el cambio de siglo, La Unión Mercantil es junto a El Liberal de Sevilla y El Noticiero Sevillano uno de los principales diarios de la región andaluza. 

Solía aparecer en los kioscos a las 19:00 horas. Hacia 1929 tenía formato de tabloide y contaba con dieciséis páginas. Llegó a alcanzar una tirada de 10.000 ejemplares y, entrado el siglo XX, una difusión nacional. Dejó de editarse, el 18 julio de 1936, coincidiendo con el comienzo de la Guerra Civil. Ese día, su sede e instalaciones fueron asaltadas por un grupo de incontrolados, tras lo cual el diario no volvería a editarse.