03:02h. Domingo, 25 de agosto de 2019

El periódico ‘Fortaleza’

Artículo de Francisco Montoro

En abril de 1958, como continuador del Guión Parroquial, y bajo el ‘paraguas político-protector’ de ‘Órgano Oficial del Arciprestazgo de Vélez-Málaga’, sale a la luz una especie de pe­rió­dico/revista mensual en la capital de la Axarquía con el título de FORTALEZA que viene a ser pronto el centro de atención de la vida local.

En el primer editorial deja el tema de su origen muy claro: “...He aquí, nuevamente dispuesto para circular de mano en mano, como antes el Guión Parroquial, tan remozado, que nadie lo conocería, con este su aire juvenil y elegante de ahora. Lleva esta publicación, en su segunda época de existencia, que Dios se la otorgue duradera, el título de ‘Fortaleza’...".

El nombre resultaba muy evocador y cabían en él todas las interpretaciones posibles. Su editorial de salida nos habla de que el título, además de “evocación del glorioso pasado y tipismo local”; significa “vigor preciso para realizar empresa de alto vuelo y capacidad de resistencia a los duros combates que el porvenir nos reserve”. La mano del párroco de San Juan Bautista, don José del Campo López, se ve claramente dibujada en el proyecto. La elección de colaboradores, la variedad de temas tratados, la cercanía con la Iglesia, el atrevimiento de tratar temas no eclesiales, nos indican, claramente, que estábamos a las puertas de los años sesenta. El editorial agrega que “...ahora en los tiempos modernos, el periódico y la radio, el cine y la biblioteca, el dispensario y la pequeña farmacia gratuita, el campo de deportes, deben ser obras parroquiales florecientes y fecundamente bienhechoras...”; y, como aviso para navegantes, advierte que “discutir el derecho que la Iglesia tiene a disponer de cuantos elementos brinde el avance de la civilización, puede ser falta grave...”.

Los redactores de la revista son el propio párroco don José del Campo, los maestros don Juan Jiménez Platero, don José Fernández Ramos y don Aurelio Fernández Pareja, que, además, ejercía de sacristán; los farmacéuticos don Hipólito González Bustos, don José Reina Delgado, y el maestro, y procurador, don Miguel Ayllón Guerrero. Asímismo, cuenta con colaboradores como don Amadeo Téllez, don José Méndez Hoyos…

La cabecera, tras un concurso que queda desierto entre los artistas locales, es dibujada por el sacerdote don Ángel Corbalán López, y la impresión corre a cargo de Tipografía Corral, en calle Generalísimo Franco nº 56, la tradicional imprenta veleña que publicara notables documentos en la historia comarcal, como las historias veleñas de Villasclaras Rojas, o las primeras historias locales de Nerja. La correspondencia al periódico se ubica en el apartado de correos nº 10.

A partir del número 2, comienza a incluir publicidad, que se convierte en un importante suplemento económico con el que sufragar los gastos de impresión y envío que resultan muy ajustados para las suscripciones. Los apoyos publicitarios proceden de establecimientos y negocios veleños que apoyan la idea: ‘Muebles Segismundo’, ‘Destilerías Domingo Heredia’, ‘Farmacia Cuatro Esquinas’, ‘Galletas Gullón’, ‘Chocolate Santa María’, ‘Tejidos Felipe Rueda’, ‘Relojería y Joyería Casa Morales’, ‘Fotógrafo Vázquez’, ‘Sombrerería Peláez’, ‘Tienda Doña Carmen’, ‘Sastrería Granadina’, ‘Platería Cordobesa’, etc., etc.

El precio de venta directa del FORTALEZA era de 2 pesetas por número. La subscripción anual 20 ptas. y la de suscriptor bienhechor, que también los había, de 50 ptas.

De abril de 1958 a febrero de 1960 se publican veinte números. Fueron todos los que se publicaron. En sus dos años de existencia se tocan en sus páginas todos los temas vivos de la ciudad, el deporte, la noticia política local, la vida cultural... Asímismo, se dan cabida a producciones literarias de los poetas y eruditos locales. Ya parecía Vélez-Málaga una ciudad que emergía hacia la modernidad, con una emisora de radio -La Voz de la Parroquia- y un periódico local -El Fortaleza-. Nadie diría que estábamos aún en época de postguerra civil.