02:54h. Domingo, 05 de abril de 2020

Vélez-Málaga suspende sus desfiles procesionales de Semana Santa

La Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Vélez-Málaga, junto a la autoridad eclesiástica local y el Ayuntamiento, han acordado este sábado suspender los desfiles procesionales durante la Semana Santa de 2020, tras el anuncio del estado de alarma nacional durante los próximos 15 días, atendiendo al decreto en el que señala que “quedan suspendidas asimismo las verbenas, desfiles y fiestas populares” y en previsión de la posibilidad de que pudiera prorrogarse esta situación en el tiempo.

Ante la evolución del virus, desde mediados de semana se estaban poniendo en práctica las medidas excepcionales recomendadas a través de las autoridades sanitarias y las administraciones para intentar contener la expansión del contagio del Covid-19,  que han llevado en las últimas horas a la toma de medidas drásticas para concienciar a la población sobre la importancia de limitar al máximo los desplazamientos de personas en el territorio, así como recomendar que la permanencia en el domicilio el mayor tiempo posible.

La paralización de la actividad cofrade en estas dos semanas, que podría prorrogarse, y la previsión de que la vuelta a la actividad normal se hiciera de forma paulatina, dada la proximidad en el tiempo de la fecha de celebración de la Semana Santa finalmente se ha tomado la difícil decisión de anunciar la suspensión de los desfiles procesionales, para acabar así con la incertidumbre que se estaba creando al respecto no sólo directamente entre los hermanos de las cofradías, sino también entre los distintos sectores que se ven involucrados en esta celebración cristiana con una gran repercusión popular.

Recogemos también así la voluntad expresada desde la Conferencia Episcopal de suprimir procesiones para contener la propagación del coronavirus, evitando la concentración de personas y tomar las medidas necesarias.

Esta decisión está tomada haciendo un ejercicio de responsabilidad y un llamamiento a la disciplina social para velar por la salud pública con la información de la autoridad sanitaria y acorde a las medidas adoptadas por las administraciones competentes, que se han ido endureciendo tanto en la restricción de concentración de personas en espacios públicos, que ha llevado al cierre de bares y comercios de ocio, como a la limitación de desplazamientos en el territorio nacional o procedentes de otros países.

La Agrupación agradece la entrega generosa de tantas personas que están ayudando en esta crisis y manifiesta su pesar por las consecuencias de carácter religioso, emocional y económico que para muchas personas tiene esta situación, pero entendiendo que es la salud pública y el interés general lo que está en juego.