Buscar
01:01h. domingo, 09 de agosto de 2020

Souviron culpa a la "mala gestión" del Ayuntamiento veleño el caso de la urbanización Cerroymar-Las Chorreras

El candidato de Por Mi Pueblo a la Alcaldía de Vélez-Málaga, Antonio Souviron, ha arremetido contra el Ayuntamiento de Vélez-Málaga a cuenta de "una de las urbanizaciones más antiguas del municipio, Cerroymar-Las Chorreras, que ha visto cómo la actitud indolente de los diferentes gobiernos de Vélez-Málaga desde 2009 han provocado un gasto insalvable de más de 1 millón de euros, fruto de la dejadez más absoluta".

 

Urbanizacion Cerroymar Las Chorreras
Urbanizacion Cerroymar Las Chorreras

El PGOU de 1996 preveía la reurbanización de la misma, siendo necesaria la previa contratación, tramitación y aprobación por el ayuntamiento veleño de un proyecto de reparcelación así como otro proyecto de urbanización. El plazo establecido para la aprobación del proyecto era de 24 meses, para el inicio de obras de reurbanización era de 27 meses y para su terminación, 72 meses. Al respecto, Souviron, apunta que “a día de hoy ni se ha aprobado el proyecto de reparcelación, ni el de urbanización y por consiguiente no se han contratado las obras. Los propietarios se pusieron manos a la obra para reivindicar esta situación absurda, primero por la vía amistosa de negociación y posteriormente al no llegarse a ningún acuerdo, acudieron a los tribunales. En septiembre de 2014 el contencioso Administrativo de Málaga nº7, estimó íntegramente el recurso de los afectados y condenó al ayuntamiento a acometer las obras y asumir económicamente todo lo que superase la cantidad de reurbanización de 597.257,88€, cantidad reclamada por los propietarios que solicitaron licencia de obra en función a su porcentaje de propiedad en la totalidad del sector, según estimación municipal del coste de dichas obras”.

“El Ayuntamiento recurrió la sentencia sin éxito por lo que la situación causada por no aprobar el Proyecto de Reparcelación ni el de Urbanización, ha llevado a que los vecinos de Vélez-Málaga, por la ineptitud y falta de gestión municipal, tengan que pagar buena parte del coste de dicha reurbanización, es decir más de 1 millón de euros que será mayor con el pago de costas judiciales al instar los vecinos a la ejecución forzosa de la sentencia. Un regalo envenenado que dejará el gobierno municipal a los próximos inquilinos del Consistorio que tendrán que afrontar inevitablemente un despropósito mas de la nefasta gestión en que está sumida Vélez-Málaga”, añade el candidato de Por Mi Pueblo.

Según Souviron, “es una prueba más de la inexistencia de gestión municipal, de la absoluta parálisis del gobierno municipal que viene ignorando históricamente a las urbanizaciones y este es un botón de muestra. Ni cumplen con el PGOU existente ni han dedicado un solo minuto a aprobar un nuevo Plan acorde con las necesidades y demandas de la ciudadanía. El PGOU es de obligado cumplimiento para los vecinos pero también lo es para el Ayuntamiento, sin lugar a dudas”.

“Siendo yo alcalde se adquirió en esta misma zona, el terreno donde se encuentran unos importantísimos restos fenicios de los más antiguos del Mediterráneo Occidental. Pasaron por tanto a dominio público y se conservaron y estudiaron. Hoy lamentablemente están abandonados como muestra del nulo interés por el patrimonio histórico”, finalizó.