Buscar
06:03h. martes, 01 de diciembre de 2020

Éxito de la campaña de limpieza del delta del río Vélez

"El balance no puede calificarse más que de positivo", indicaron los organizadores, que agradecieron la colaboración ciudadana para esta campaña, a la vez que "insistimos en la implicación de las instituciones y una mejor actitud hacia el medio ambiente por parte de aquellas personas que, por ignorancia o comodidad, arroja envases y basura en un espacio natural tan importante como el delta del río Vélez".

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción), con la colaboración de la Sociedad de Amigos de la Cultura (SAC) de Vélez-Málaga, así como con la de la Concejalía de Medio Ambiente, se inició la operación de limpieza del cauce y márgenes del río Vélez, en el tramo de su delta, desde el viaducto hasta su desembocadura.

En el punto de reunión, donde se congregó medio centenar de personas de ambas asociaciones, pero también de otros grupos como los scouts y muchas personas por iniciativa propia, se proporcionó información sobre el trabajo de limpieza a realizar, insistiendo en que es una campaña reivindicativa con la que se pretende que las instituciones implicadas (Consejería de Medio Ambiente en el cauce, y Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, en las márgenes) realicen limpiezas periódicas de estos dominios del río Vélez, "porque son contaminantes, para los seres vivos que existen allí y porque todos estos residuos acaban siendo arrastrados al mar, donde es notoria la presencia de microplásticos que ingieren los animales, algunos de los cuales forman parte de nuestros alimentos y por tanto entran en nuestro organismo". Se insistió, pues, en el hecho de que la limpieza tiene que ser rutinaria y realizada por profesionales debidamente equipados. También se explicó el protocolo covid-19 que establecen las autoridades sanitarias: uso de mascarillas y no formar grupos de más de 3 ó 4 personas para repartirse por la amplia superficie del río.

Para la operación de limpieza, los organizadores suministraron a los asistentes guantes de látex y bolsas grandes de basura. Se les instruyó para que estas bolsas, conforme se fueran llenando, se colocaran a lo largo del carril de servicio de la margen izquierda del río, donde los servicios de limpieza del Ayuntamiento circulaban cargando todas las bolsas. De este modo, se hizo una limpieza que incluía elementos constantes como envases (de vidrio, de plástico, de cartón), plásticos agrícolas (blancos y negros), toallitas húmedas, textiles, maderas, hasta cinco ruedas de automóvil, una de camión, varios colchones, etc. Incluso un centenar de envases de bebidas (de vidrio y de aluminio) arrojados en una charca, que evidenciaba que el lugar había sido objeto de un “botellón”, relativamente reciente, que atribuimos a una quedada durante el toque de queda. Todo ello requirió dos cargas completas del servicio de limpieza del ayuntamiento.

Quedaron sin poder recoger enormes cantidades de plástico agrícola negro, que estaba sepultado por sedimentos del río, retenidos en los pilares del viaducto, que exige el uso de maquinaria, hecho que se le ha comunicado a la Concejalía de Medio Ambiente.

"El balance no puede calificarse más que de positivo", indicaron los organizadores, que agradecieron la colaboración ciudadana para esta campaña, a la vez que "insistimos en la implicación de las instituciones y una mejor actitud hacia el medio ambiente por parte de aquellas personas que, por ignorancia o comodidad, arroja envases y basura en un espacio natural tan importante como el delta del río Vélez".