Buscar
12:50h. miércoles, 25 de noviembre de 2020

Carmen Fernández Ruiz: “Aplicamos todas las medidas de prevención y salud para que las familias estén tranquilas”

José Marcelo entrevista a Carmen Fernández Ruiz, directora del CEIP Vicente Aleixandre de Torre del Mar
José Marcelo con la directora del CEIP Vicente Aleixandre
José Marcelo con la directora del CEIP Vicente Aleixandre

PREGUNTA.- ¿Cómo se ha presentado el inicio del curso en estas circunstancias?

RESPUESTA.- Está siendo muy complicado. Podemos decir, que hemos enlazado el curso anterior con este ya que a lo largo de los meses estivales hemos tenido que elaborar el Protocolo de Actuación Covid-19. Por otra parte, las familias, los docentes, el alumnado, el personal de administración y servicios estamos trabajando con mucha presión: incertidumbre ante los continuos cambios legislativos y salud, priorizando el aspecto emocional del alumnado y las familias, dando respuesta a la brecha digital que hemos detectado y recuperando/fortaleciendo los aprendizajes.

P.- Hábleme del protocolo.

R.- Se ha creado una Comisión Específica Covid-19 cuya función es la elaboración del Protocolo y el seguimiento del mismo. El Protocolo de Actuación Covid-19 forma parte del Plan de Autoprotección y Salud Laboral del Centro. En él se recogen todas las actuaciones que vamos a llevar a cabo en el entorno escolar con la finalidad de planificar las actuaciones de educación y promoción de la salud: Entradas y salidas del alumnado, accesos de las familias al Centro, distribución del alumnado en las aulas (grupos de convivencia) y espacios comunes, medidas de prevención personal y grupal, flujos de desplazamientos durante la jornada lectiva, medidas organizativas para el alumnado y el profesorado vulnerable, regulación de los servicios complementarios, medidas de higiene, limpieza y desinfección de las instalaciones, uso de los diferentes servicios, gestión de casos ante la sospecha o confirmación de un caso positivo, canales de difusión,.. etc.

P.- ¿Qué dificultades ha encontrado y con qué apoyo ha contado para poner en funcionamiento el protocolo? 

R.- La elaboración del Protocolo está sustentada en todas aquellas normativas que se han promulgado desde las Consejerías de Educación y Salud y Familia. Su actualización es constante en función del funcionamiento de las medidas aplicadas y de la normativa que se está publicando.

» La principal dificultad, posiblemente, la tengamos más los adultos que el alumnado. En relación a las familias, entendemos que sientan cierto miedo y desconfianza ya que estamos viviendo una segunda ola de contagios. El alumnado, es el auténtico héroe ya que ha asumido una cuarentena muy dura y, actualmente, están acatando todas las medidas de preventivas con responsabilidad: uso de las mascarillas, distancias de seguridad, higiene de manos, etc.

» En relación a la ratio/aula es muy alta lo que supone que las clases estén masificadas. Los grupos de convivencia están funcionando muy bien a pesar de la necesidad de una mayor dotación de docentes.

P.- El comedor y las actividades extraescolares no han comenzado. ¿Qué problema hay para que no estén en funcionamiento?

R.-  El Plan de Apertura es un servicio que ofrece la Consejería de Educación a las familias. Los Centros educativos somos los responsables de gestionarlos, pero no tenemos potestad en contratar a las empresas adjudicatarias.

» El aula matinal ha funcionado, con normalidad, desde el inicio de curso. Hemos tenido que reestructurar espacios para mantener los grupos de convivencia y las medidas preventivas.

» El comedor escolar tenía prevista iniciarse el 14 de septiembre. Por razones relacionadas con la empresa adjudicataria, Col Servicol, SL y la Consejería se nos comunicó que el servicio se suspendía hasta nuevo aviso. Ante la perspectiva de que su puesta en funcionamiento tardará, la Consejería ha propuesto “las aulas de espera” para que las familias puedan tener un lugar donde dejar a sus hijos hasta que vengan a recogerlos. Los Consejos Escolares de los centros educativos afectados de la zona y las AMPAs hemos acordado no solicitarlas, porque no dan respuesta a la realidad que tenemos, que es la de ofrecer un servicio de comedor de calidad y con garantías de seguridad. Las “aulas de espera” el problema está en que no respetan los grupos de convivencia, ni se sabe con cuantos monitores se contará (uno de ellos tendrá que estar en la puerta controlando las salidas). Tampoco tienen en cuenta al alumnado de NEE   ni SYGA. Los monitores no manipularán ni se hacen responsable de que el alumno/a pueda traer algún tipo de alimento: un zumo, galletas o bocadillo mientras esperan a sus familias. La función de los monitores es sólo de vigilancia. El horario es de 14:00 a 16:00h. La puesta en funcionamiento de “las aulas de espera”, aún no se sabe cuándo empezaría.

» Las actividades extraescolares no se han puesto en funcionamiento, porque las empresas adjudicatarias no pueden asumir las medidas preventivas tan restrictivas, ni respetar los grupos de convivencia. En cada actividad hay niños y niñas de distintas edades. Para que una actividad funcione es necesario que haya un grupo de diez alumnos/as de un mismo grupo-aula.

P.- ¿La subida de la ratio puede ser un obstáculo para el cumplimento del protocolo, puesto que no se adaptaría a las medidas sanitarias? 

R.- Sí, es un problema añadido. Esta pandemia ha puesto de manifiesto varias cuestiones. La primera es la brecha digital que muchas familias y alumnado presentan. La segunda es la desconexión con las tareas escolares de un grupo de alumnado y familias. La tercera es el aspecto emocional que estamos trabajando en todos los niveles. Estos aspectos son la base en la que estamos trabajando en este inicio de curso y, para ello, todos somos partícipes y responsables. Las familias tienen que ser cómplices con el centro educativo para que las medidas que estamos aplicando se cumplan. La administración tiene que dotar a los centros educativos de recurso personales y tecnológicos. Los ayuntamientos han ampliado los servicios de limpieza y de protección civil para controlar los accesos. Los sindicatos educativos tienen que tener una mayor presencia en los colegios y conocer la realidad de nuestro día a día.

P.- Algunos padres muestran una cierta incertidumbre y preocupación por la salud, y ante la situación de la pandemia temen llevar a sus hijos al colegio.

R.- A las familias les estamos dando información, de primera mano, del Protocolo de Actuación Covid-19 antes de que el alumnado iniciara las clases. Hemos puesto a su servicio un teléfono y un correo electrónico para atender y clarificar todas las dudas que les puedan surgir.

» A lo largo del mes de septiembre y octubre estamos realizando un seguimiento del alumnado que no está asistiendo a clase y explicándoles a las familias que, desde el Centro, se están aplicando todas las medidas de prevención y salud que están a nuestro alcance. A medida que están observando el trabajo que estamos realizando, poco a poco, se están incorporando y están más tranquilas.

P.- Por último, ¿qué mejoras solicitaría usted a la Delegación?

R.- Necesitamos una mayor dotación de recursos humanos y que se cubran las bajas en el momento en que se producen. Los recursos tecnológicos es otra cuestión a tener en cuenta; sobre todo, disponer de herramientas y equipos para poder afrontar la enseñanza telemática con garantía de éxito.