Buscar
18:25h. miércoles, 27 de mayo de 2020

El Ayuntamiento de Vélez-Málaga acerca a las familias el material escolar de los centros educativos

Los voluntarios de Protección Civil acercarán a los hogares de los estudiantes los libros de texto que dejaron en las aulas al decretarse el estado de alarma. El Ayuntamiento valora también la compra de material tecnológico para reforzar la ayuda a las familias que lo necesitan

Lola Gámez
Lola Gámez

La concejala de Educación, Lola Gámez, explicó que al gobierno municipal le preocupa que haya familias que no tienen acceso a medios informáticos para recibir la formación desde casa, por lo que se activa este servicio que por el momento hará llegar el material educativo a unos 500 menores, residentes por todo el término municipal, gracias a la colaboración de los voluntarios de Protección Civil de Vélez-Málaga que serán los encargados de realizar las entregas, bajo la coordinación de las áreas de Educación y de Derechos Sociales e Igualdad.

Desde el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, a pesar de no tener competencias en materia de Educación, se está valorando también realizar una inversión para adquirir material tecnológico que pueda reforzar la ayuda a esas familias más vulnerables y para que nadie se quede atrás ante esta difícil situación motivada por el COVID-19.

Desde que se decretara el estado de alarma, el pasado 14 de marzo, se suspendió la actividad educativa presencial en todos los centros escolares del país y las administraciones competentes en materia de Educación establecieron el continuar dicha actividad a través de la modalidad online, para favorecer que los alumnos pudiesen avanzar en su formación desde casa.

En previsión de que los estudiantes no puedan volver a las aulas antes de que finalice el curso, desde el Ayuntamiento de Vélez-Málaga se contactó con los centros educativos de primaria y secundaria de la ciudad, además de con las guarderías municipales, para ofrecer su colaboración a la hora de hacer llegar a las familias con necesidades especiales el material que los niños y niñas dejaron en sus clase al suspenderse la actividad. Una vez que el centro recibe autorización desde la delegación de Educación de la Junta de Andalucía, es posible que la dirección del mismo comunique al consistorio las necesidades específicas para programar el reparto.

Lola Gámez quiso agradecer especialmente a la dirección de los centros, los docentes, las AMPAS y a todo el personal de la comunidad educativa “la gran labor y el gran esfuerzo que están realizando para garantizar la continuidad de la formación de los menores del municipio”, y recordó también que se aprovecharán estos meses de inactividad en los centros “para realizar limpiezas exhaustivas de los mismos así como actuaciones de mejora de carpintería, pintura, fontanería, entre otras, que los centros educativos van demandando”.