miércoles, 05 de octubre de 2022 01:13h.

Más de 1.500 personas han disfrutado este fin de semana de la magia del mejor flamenco en Vélez-Málaga

Rotundo éxito del Acompasao y del mítico Festival Juan Breva, en su 45 edición, que han protagonizado el lleno absoluto del Cerro de San Cristóbal, donde locales y visitantes han disfrutado de grandes artistas como Raimundo Amador, Duquende, María Terremoto, Nani Cortés, Chaparro de Málaga y Rafa Ramírez en un marco incomparable y con emotiva dedicatoria incluida al recientemente desaparecido Gitanillo de Vélez

Vélez-Málaga ha vivido esta semana tres intensos días dedicados al mejor flamenco gracias a dos de sus festivales de referencia como son el Acompasao y el dedicado a la figura de Juan Breva, que este año ha cumplido su 45 edición y que es uno de los más antiguos y reconocidos de toda España.

El auditorio del Cerro de San Cristóbal, a los pies de la Ermita de Los Remedios, fue el escenario que recibió a más de 1.200 asistentes que del jueves 11 al sábado 13 de agosto disfrutaron de la magia y el buen hacer de artistas de la talla de Raimundo Amador, Duquende, María Terremoto, Nani Cortés, Chaparro de Málaga y Rafa Ramírez, entre otros, en un entorno que reunía todas las condiciones para que el éxito estuviese más que garantizado. 

Arte y duendes desbordantes, una acústica ideal, un público volcado, unas impresionantes vistas nocturnas de la ciudad de Vélez-Málaga  como fondo de escenario y en el cielo una imponente luna llena que hicieron que todos los artistas se sintieran muy cómodos y que estos días hayan dejado una huella difícil de borrar en los más de 500 asistentes de cada una de las tres noches; gracias también a la buena organización del área de Cultura del Ayuntamiento de Vélez-Málaga y el colectivo Flamenco Abierto, con la colaboración de la Diputación de Málaga y la Peña Flamenca Niño de Velez.

La última de las tres noches, destinada a la 45 edición del festival Juan Breva de Vélez-Málaga, ofreció cante, toque y baile de todos los palos y para todos los gustos hasta bien entrada la madrugada, y dejó muchos momentos para el recuerdo pero, sin duda, el más emotivo fue el especial homenaje al tan querido y recientemente desaparecido Luis Melchor Santiago Amador ‘Gitanillo de Vélez’, Hijo Adoptivo de la ciudad.