22:02h. Jueves, 21 de Junio de 2018

IU propone que se deje de suministrar agua del Molino de Las Monjas para consumo humano por su mala calidad

La coalición de izquierdas pone en marcha una campaña para que los vecinos puedan reclamar los daños y perjuicios derivados de la mala calidad del agua suministrada desde hace dos años por Aqualia.

Residuos en el grifo
Residuos en el grifo

Los concejales del grupo municipal de Izquierda Unida en el consistorio veleño, Miguel Ángel Sánchez y Alicia Pérez, vuelven a plantear este mes una batería de propuestas encaminadas a acabar con el "calvario" que vienen sufriendo los vecinos de la capital de la comarca de la Axarquía desde que en mayo de 2016 la empresa Aqualia incorporara los pozos del Molino de las Monjas a red de suministro de la ciudad para minorar los costes que le suponían la adquisición de agua del pantano a la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) situada en la localidad de El Trapiche.

"Cabe recordar que las obras que la concesionaria tuvo que ejecutar para incorporar estos pozos a la red de abastecimiento de la capital de la comarca de la Axarquía, autorizadas por decreto del anterior alcalde en junio de 2015, fueron llevadas a Fiscalía por los concejales de IU en noviembre de ese mismo año, y desde enero de 2017 están siendo investigadas por el juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Vélez-Málaga. Sin embargo, a día de hoy, el gobierno encabezado por Antonio Moreno Ferrer (PSOE) todavía no se ha personado en el procedimiento, ni ha mostrado interés en facilitar los medios para que lo haga Izquierda Unida en el ejercicio de sus funciones como grupo con representación municipal".

Según el portavoz de esta formación, Miguel Ángel Sánchez, “esa decisión, tomada durante el gobierno ya en funciones de Delgado Bonilla y consentida por el actual ejecutivo local, no sólo le ha supuesto a Aqualia un ahorro cercano al millón de euros en estos dos años, sino que está teniendo un impacto negativo sobre los vecinos de Vélez-Málaga, que ven cómo tienen que cambiar termos y electrodomésticos, o se atoran constantemente sus grifos como consecuencia de la baja calidad de ese agua proveniente de los pozos del Molino de las Monjas, que es suministrada por Aqualia directamente a la red a través de los depósitos situados en la Fortaleza y el Romeral".

Sánchez ha explicado que entre las múltiples iniciativas que su grupo ha defendido para atajar esta problemática estaba "la recogida de muestras de quejas y desperfectos de los vecinos para hacer un mapa de las zonas de mayor incidencia. La conclusión de aquel muestreo fue que todo el casco urbano veleño estaba afectado, pero que había zonas como los nuevos desarrollos de la ciudad, la Avda. Villa de Madrid, Rubeltor o Capuchinos y Los Olivos donde la incidencia en hogares y comercios era mayor".

A la vista de que la problemática sigue, “porque a Aqualia le interesa ahorrarse costes en la gestión del servicio”, desde la coalición de izquierdas han anunciado que este mes volverán a plantear a la corporación en pleno “la necesidad de dejar de suministrar agua del Molino de Las Monjas para consumo humano por su mala calidad, el que se revierta a los vecinos el ahorro que la empresa concesionaria del servicio de aguas ha tenido desde que empezó a usar estos pozos hace dos años, así como que el consistorio -en defensa de los intereses del municipio- se persone en el procedimiento que hay abierto en el juzgado de primera instancia e instrucción nº 3 de Vélez-Málaga”.

Reclamaciones

De igual modo, desde Izquierda Unida han anunciado que pondrán en marcha una campaña para que los vecinos puedan "reclamar formalmente los daños derivados de la mala calidad del agua suministrada por Aqualia en el casco urbano veleño durante estos dos últimos años".

Para ello, a través de unos formularios homologados, y con parte de la exposición de motivos ya cumplimentada, habilitarán en horario de 8 a 15 h. y de lunes a viernes la Oficina del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga (situada ahora frente al Salón de Plenos) y de lunes a miércoles, en horario de 18 a 20 h., la sede de esta formación política en la Calle Enrique van Dulken, 17 bajo (Lonja de Capuchinos) para ayudar a los vecinos a cumplimentar las quejas que, acompañadas de fotografías y/o copias de facturas justificativas de las reparaciones efectuadas en fontanería o en electrodomésticos, podrán presentarse en la Oficina de Información al Consumidor (OMIC) para reclamar los daños y perjuicios.