Buscar
19:34h. sábado, 17 de abril de 2021

Los alcaldes de Almáchar y El Borge califican de inaceptables las pérdidas que provocará la PAC en la uva pasa

Los regidores se posicionan al lado de agricultores y vecinos y exigen que la Junta de Andalucía y el Gobierno central hagan lo propio

Raúl Vallejo y Antonio Yuste
Raúl Vallejo y Antonio Yuste

Los alcaldes de Almáchar y El Borge, Antonio Yuste y Raúl Vallejo, respectivamente, han calificado de “inaceptables” las pérdidas medias de 230 euros a cada productor de uvas pasas moscatel de la Axarquía, según se deriva del nuevo decreto de transición de la Política Agrícola Común (PAC), tal y como ha denunciado también estos días la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Málaga. Los regidores han asegurado que “siempre vamos a estar posicionados al lado de agricultores y vecinos de nuestros municipios y de toda la Axarquía, y exigimos tanto a la Junta de Andalucía como al Gobierno central que hagan lo propio”.

Yuste y Vallejo han manifestado sentirse sorprendidos ante una situación a todas luces inexplicable, máxime después de que la uva pasa se convirtiera en Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIMPAM) de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Ambos alcaldes consideran que “estar en estos momentos con agricultores y vecinos no es una cuestión ni de partidos ni de ideologías, sino de sentido común”. Para los regidores de estos municipios de la Axarquía, el cultivo de la uva pasa “lo que necesita es ayudas, no piedras en el camino”.

Los regidores de Almáchar y El Borge han recordado que tanto desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno central como desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía se apuntó al sector de la uva pasa como ejemplo del futuro de la PAC, y que existe el compromiso de ayudas asociadas dentro de estas políticas para el sector. “Es el momento de pasar de las palabras a los hechos para no perjudicar seriamente aún más a productores y agricultores”.

Antonio Yuste y Raúl Vallejo han pedido además que las administraciones públicas se hagan eco de esta situación, la denuncien y hagan “todo lo posible para evitar más perjuicios a un cultivo milenario que es seña de identidad de la comarca de la Axarquía y la provincia de Málaga”. Los dos alcaldes se muestran dispuestos “a seguir presionando en los ámbitos que sean necesarios para acabar con una circunstancia sin duda injusta y perjudicial para la economía local y comarcal”.