Buscar
09:40h. viernes, 14 de agosto de 2020

Trump llegó, vio y venció. Lo supimos porque una cadena de televisión española se obstinó en permanecer en antena, durante más de catorce horas, dando continua e ininterrumpida información y análisis sobre las elecciones norteamericanas. 
     Los meses y los días previos a las elecciones también fueron de una incontinencia informativa apabullante: un largo y abundante vómito de noticias, de datos, de análisis -pretendidamente veraces y fundamentados-. To­­neladas de basura informativa cayeron sobre nuestros televisores y periódicos; un chapapote de verborrea noticiosa se fue extendiendo por los interiores de nuestra curiosidad hasta dejarla asfixiada e inerme. 
     Y llegó el gran día. Y asistimos al ‘maratón televisivo’: catorce horas de ruido para no decir nada; catorce largas horas de comentarios para no dar ni una; catorce aburridas horas de farfolla para equivocarse en todos los pronósticos y quinielas; en fin: catorce horas de relleno, de proeza, de récord Guinnes; catorce horas que pusieron a prueba la uretra del presentador; catorce horas de todo, menos de periodismo.

***

Es una de mis frases favoritas. La escribió Rafael Sánchez Ferlosio. Cito de memoria: La prueba de que el futuro está escrito es que el periódico sale todos los días con el mismo número de páginas.

***

La información -la verdad desnuda- es hoy, ya, una suerte de ropajes barrocos envolviendo un delicado y tímido cuerpo femenino. La in­formación, hoy, se ha convertido en un gran espectáculo de masas.

***

Leo la página web del periódico: feria de noticias inconexas y desiguales chapoteando en el mismo agua del barrizal; un mazacote entremezclado, donde conviven la hemorrágica muerte de niños en Alepo, con las últimas tendencias de escapadas de fin de semana.

***

La sociedad abigarrada: mucho de todo. Y todo al mismo tiempo.

***

Propongo: un periódico que salga con páginas en blanco, acorde a las noticias verdaderas, a las noticas importantes; con la información que realmente repercute en nuestra vida y en la de nuestra sociedad.

***

Sociedad neurótica. Miedo al espacio en blanco (Oh, qué belleza, qué paz, el ‘cuadro blanco sobre fondo blanco’, de Malevich). Pero esta no es la sociedad de Malevich (es la sociedad del camarote de los hermanos Marx o la sociedad de un cuadro de Pollock).

***

Lo más buscado en Google tras la victoria de Donald Trump: fotos de Melania Trump desnuda.