04:23h. Jueves, 21 de Marzo de 2019

Apuntes electorales

Columna de Salvador Gutiérrez

Escucho a una política diciendo que la España feminista y progresista está convocada a las urnas. Me imagino que otros políticos han dicho -o dirán- que la España de los pueblos también está llamada. Y por la misma regla de tres, la España de los animalistas, y la España de los cazadores, y la España de los del IBEX 35, y la España LGTBI, y, si hacemos barroquismo electoral, puede que algún día también estén llamados a ejercer su voto los amantes del circo, los amantes de la tortilla de patatas o los amantes de la poesía persa del siglo XV. Para esta tromba de elecciones que se avecina veo a muchos convocados. Pero entre ellos no veo a los pobres ni a los parados ni a los marginados…

***

Mucho me temo que Franco va a ser la guinda del gran pastel electoral de los próximos meses, el ingrediente de todas las salsas que sepan a urnas y a partidos. Al más burdo estilo Goebbels algunos van a utilizar su figura para despistar al vulgo de los asuntos verdaderamente importantes. El pasado siempre vuelve. Vuelve por causas desconocidas y misteriosas. Lo malo -y lo perverso- es cuando al pasado se le trae en parihuelas, de manera forzada, con la intención de que nos resuelva la difícil papeleta del presente.

***

De tanto adelantarse a los acontecimientos, los medios de comunicación se han despegado de la realidad más cercana y mensurable. Los medios llevan días apresurándose a decidir qué supuesto bloque podrá gobernar tras el 28 de abril. Los medios van con prisas. Con las prisas los detalles pasan desapercibidos. Y en los detalles se esconden las sorpresas. 
Seguro que la noche electoral muchos medios se arrepentirán de no haber visto venir determinados acontecimientos. 
Cada vez más, los medios se pasan de frenada.

***

Los cofrades siempre temen una Semana Santa pasada por agua. Este año vendrá pasada por mítines. En el 77, con la legalización del PCE, se vivió un sábado santo rojo; en el 2019 se vivirá un sábado santo rojo, azul, naranja, morado y verde; un sábado santo apasionado por la conquista del poder.

***

A río revuelto, ganancia de pescadores. En este maratón democrático, sin embargo, no queda muy claro quiénes son los pescadores y cuál es el río.

***

Después de tanto político intentando convencernos en los próximos meses, todos los ciudadanos podremos terminar escribiendo nuestro propio Manual de Resistencia.