miércoles, 05 de octubre de 2022 01:13h.

Siempre Vengadores

Columna de Ramón Pérez

Panini Cómics recuperará, el próximo mes de noviembre, una de las sagas más espectaculares de la historia de Marvel. Esta impresionante historia (cuyo título original es Avengers Forever) es una maxiserie de doce números que Marvel publicó entre diciembre de 1998 y noviembre de 1999. De hecho, en su momento, Forum, antecedente de Panini Cómics, publicó la serie limitada en formato de grapa, y posteriormente en un tomo recopilatorio en tapa dura que fue editado también por Forum en  Mayo del 2004.

Los autores de esta obra maestra fueron Kurt Busiek como guionista y el gaditano Carlos Pacheco como dibujante.

El argumento de esta apasionante historia se basa en la reunión de un equipo de Vengadores procedentes de diversas épocas, ya sea del pasado, del presente e incluso del futuro. La misión de este variopinto grupo es enfrentarse a Kang en la llamada ‘Guerra del Destino’. Envenenado por radiación gamma, Rick Jones agoniza. Su única esperanza está en sus viejos amigos. Empieza una obra maestra en la que se desvela la verdadera esencia de Los Vengadores: del pasado, presente y futuro.

Este tebeo es sin duda alguna uno de los más grandes y esenciales en la historia de los Vengadores de todos los tiempos. Es un tremendo tour de force en que no solo vivimos una de las aventuras más épicas del grupo, contemplando la esencia del mismo en el estado más puro, sino que también podemos revisar los mejores momentos de los Vengadores y donde se atan los cabos sueltos de la historia del grupo. En los momentos en los que se publicó Siempre Vengadores, Busiek ya era el guionista de la serie regular del grupo. Pues bien, fue en la serie limitada que nos ocupa donde dio el ‘do de pecho’. Aquí potenció hasta el infinito su dominio de la continuidad del grupo y demostró ser un conocedor nato de hasta el más ínfimo detalle de la vida de estos personajes. Otro detalle a destacar es la cantidad de guiños que se pueden encontrar a lo largo de la obra. Toda una muestra de detallismo y conocimiento super heroico.

En cuanto al dibujo, el autor es Carlos Pacheco, lo que conlleva una calidad asegurada. Cada viñeta es una muestra de cariño del dibujante hacia los personajes, cuidando y mimando cada detalle del tebeo. Gráficamente no hay nada que se le pueda objetar, ya que cumple con creces su labor, tanto dando espectacularidad a la obra como narrando más que adecuadamente. Pacheco es uno de los grandes del tablero de dibujo y, para mí, Siempre Vengadores es su obra cumbre. Un detalle que honra al dibujante es que retrata perfectamente a los personajes, respetando de que época se traten, algo muy de agradecer en una historia que repasa la historia del grupo. Un ejemplo perfecto es Clint Barton y esas patillas setenteras…

En definitiva, recomiendo encarecidamente que os hagáis con Siempre Vengadores, donde Panini ofrece la saga en un solo tomo. Es una apuesta segura.