miércoles, 05 de octubre de 2022 12:06h.

¿Ve usted acertadas las medidas que están tomando las administraciones para combatir la sequía?

Nuestros colaboradores contestan a la pregunta.

Manuel Gutiérrez (PP Vélez).-  El Gobierno central del PP ha invertido en nuestra zona algo de mas de 18,5 millones de euros en el Plan Guaro. La Junta ni está, ni se le espera, demostrando su insenbilidad con nuestros agricultores y pueblos de la Axarquía que hoy ya sufren restricciones de agua.  

Antonio Yuste (PSOE Almáchar).- Es necesario un compromiso serio y coordinado entre todas las administraciones para poner sobre la mesa medidas que den una solución definitiva al problema, y en esa línea está trabajando ya la Junta de Andalucía.

Alicia Pérez (IU Vélez).-  Las diferentes administraciones toman distintas medidas, según su pensamiento político. En realidad, son intereses económicos determinando un recurso tan escaso. El problema es más serio de lo que se está planteando.

Óscar Pérez (PA).- Nunca hemos tenido un plan hidrológico para sacar el máximo partido a nuestros escasos recursos. Conectar la Costa del Sol y la Costa Tropical con el pantano de la Viñuela es una solución que se lleva demandando y esperemos que esas obras se ejecuten por el bien de nuestra agricultura.

Jesús Aranda (Músico y profesor).- No. Vivimos en la llamada ‘España seca’, que requiere de campañas de concienciación ciudadana, políticas de prevención e infraestructuras adecuadas (trasvases, cana­lizaciones, almacenaje, mantenimiento de acuíferos, etc.). Se arreglará cuando seamos conscientes TODOS.

Jesús Pastor (Empresario).- Hay que impedir la transformación de secano a regadío mientras no esté garantizada el agua. En cuanto a la política hidrológica de este país, y, especialmente de Andalucía, es nefasta, porque aquí todo lo que huele a pantanos y trasvases  recuerda al  franquismo, y no se invierte nada pensando en el futuro. Lo que importa es el voto de hoy, y no el mañana.

Elena Aguilar (C’s Rincón de la V.).-  Considerando la situación grave en la que nos encontramos, la ejecución de las obras anunciadas, aparte de que van con retraso, no serían suficientes. Estas medidas son loables, pero deben complementarse con medidas que garanticen un empleo sostenible de los recursos hídricos de la zona.