Buscar
20:07h. jueves, 29 de julio de 2021

Otro 8 de julio más

Poema de Luisa Ruiz

El movimiento en la vida
se demuestra caminando,
y es que son ya muchos julios
los que vamos celebrando.

Vamos escribiendo juntos
las páginas de un diario
de alegrías y emociones,
nostalgias y desengaños…

Porque cuando pasa el tiempo
y la vida va cambiando,
nada es ya tan bonito
como de recién casados.

Lo importante es estar juntos
en lo bueno y en lo malo
y darle gracias a Dios
por la salud, la familia y el trabajo.

A veces los nervios se crispan
y el río, ese día baja bravo,
otras veces sin motivos
no damos a torcer el brazo,

y el orgullo nos traiciona
y actuamos sin pensarlo
y antes de pedir perdón
queremos ser perdonados.

Olvidamos que un jardín
cada día hay que cuidarlo.
Con cariño y con respeto
todo se acaba olvidando.

Y es que:
Cuando haya fuego en la casa
hay que tener siempre claro,
que el humo que esto provoca
no salga por el tejado.

Con esta regla de oro
y cumpliendo lo firmado
si Dios quiere y los dos queremos
cada año será un regalo.