Buscar
10:26h. sábado, 08 de agosto de 2020
Poema de Luisa Ruiz

Lo dice un refrán popular
con esas palabras serias:
“Una ventana se abre
cuando una puerta se cierra”.

Y eso fue lo que pasó
aquella tarde de fiesta
cuando Cupido acertó
al disparar con sus flechas.

Y fue el destino el que quiso
que ‘el alfiler’ de otra boda
me llegara al corazón…
y ya lo demás sobra.

Y emprendimos un camino
de ilusiones y trabajo
que Dios quiso agradecerlo
haciéndonos tres regalos.

Después de todo este tiempo
que venimos compartiendo
quiero: agradecer otra vez
su amor, su cariño y su respeto,
su ayuda y su comprensión
su apoyo y sus sentimientos

Se puede decir más claro
lo puedo decir de nuevo
pero no por gritarlo más alto
cambiarán mis sentimientos
y es que…
son treinta y seis años
los que vamos celebrando
y el movimiento en la vida
se demuestra ‘caminando’

Todos los que me conocen
saben lo que estoy diciendo
porque, cuando mi boca se calla
me desahogo escribiendo.

Hoy que estamos entre amigos
 quiero, aprovechar el momento
y mirándole a los ojos
decirle ¡cuánto lo quiero!
que si Dios quiere y él quiere
así lo seguirá siendo.