lunes, 28 de noviembre de 2022 00:04h.

Una joya en el Adarve

Poema de Luisa Ruiz
Otro pueblo blanco y verde 
que vale la pena ver,
está situado en la Subbética
y es cuna del barroco cordobés.
Enclavado en un balcón 
a los pies de La Tiñosa
es la corona del Adarve 
y del Barroco la joya.
Su aceite de oliva virgen 
y el agua de manantial
le dan al pueblo la vida 
y alegría al paladar.
Obligatorio es perderse 
por su Barrio de la Villa
y disfrutar los olores 
a geranios y gitanillas,
y andar la calle del Río
hasta llegar a sus fuentes,
la del Rey por su tamaño
es un monumento imponente.
Por ciento treinta y nueve caños
brota la fuerza y la vida,
y su Neptuno en el carro
la hace bien conocida.
Destacar de su castillo
la Torre del Homenaje
y la Exposición del aceite
en las Carnicerías Reales.
La capilla del Sagrario
de la iglesia de la Asunción,
es monumento nacional
y no le falta razón.
En su estilo es un tesoro,
en el pueblo un referente.
¡Nunca encontrará el Señor
santuario como este!
Es el pueblo de:
Niceto Alcalá Zamora
y de José Álvarez Cubero,
de la Virgen de la Aurora 
y de Jesús Nazareno.
El mismo que el Viernes Santo
va en procesión al Calvario
donde le espera su madre
pa’ bendecir los hornazos.
Y los hermanos de la Aurora
que en verano y en invierno
los sábados a las doce
van cantando por el pueblo…
Si aún no conocéis el nombre
estoy hablando de Priego.