miércoles, 05 de octubre de 2022 09:51h.

Donde el tiempo se detuvo

Poema de Luisa Ruiz

Allí donde el tiempo se detuvo,
donde sigue labrándose la tierra,
allí donde el sentimiento es puro y limpio
como el agua y el aire de la sierra.
Allí donde suenan los silencios,
allí donde se respira paz y calma,
allí donde la tradición es lo primero
a aquello le llaman Alpujarras.
Allí, la vida no depende de un reloj,
hay cosas que brillan por su ausencia,
verás que por sus calles hoy en día
el agua es lo que tiene preferencia.
Construyen solamente reciclando,
consiguen de la naturaleza el material,
utilizan la pizarra y la madera
y el blanco es de la nieve y de la cal.
Y así conservando y reciclando
y enseñando a los turistas sus costumbres,
esta gente ha conseguido poco a poco
que el mundo de estos pueblos no se olvide.
Porque…
Pensando solamente en el progreso
un día fuimos dejamos atrás la tierra,
cambiamos lo rural por la ciudad
sin pararnos a pensar las consecuencias.
Pero hoy, si queremos comer bien
iremos sin dudar a Pampaneira,
si buscamos respirar el aire puro
subiremos a Bubión o a Capileira.
Todo en Sierra Nevada es salud,
el jamón es el producto estrella,
el médico lo debiera recetar
pues no hay nada mejor para la dieta.
Todo en la Alpujarra es natural
su fuente de vida es la naturaleza, 
tiene tantos atractivos que ofrecer
que todo el mundo debiera conocerla.
El plato alpujarreño, el jamón,
el aire puro y limpio de la sierra,
el clima, el paisaje, tanta paz
y la pasión de la gente alpujarreña
son motivos suficientes para volver
a los pueblos del Barranco de Poqueira.