18:54h. Sábado, 19 de octubre de 2019
Columna de Ignacio Pérez

Acaba de comenzar un nuevo período de cuatro años para la Mancomunidad de Municipios de la Axarquía, en el que tendremos que ver si mejora la transparencia del organismo.

Hay dos cosas por las que la Mancomunidad de Municipios ha resaltado durante estos últimos cuatro años. Una de ellas es la gran difusión de la ferias y fiestas de los municipios axárquicos, que ha dado la sensación de que el ente mancomunado no se dedicaba a otra cosa. 

El contrapunto lo pone la segunda: la falta de transparencia en las cuentas sobre la gestión de Axaragua. La empresa pública de aguas en alta pasa por problemas económicos y el nuevo gobierno se va a centrar en su sostenibilidad, según avanzó el nuevo presidente y alcalde de La Viñuela, José Juan Jiménez, del PSOE. Recordemos que el anterior gobierno (PSOE-IU) tuvo que subir la factura del agua que cobra a los vecinos de la comarca para intentar sanear la empresa.

Pero también ha habido graves faltas de transparencia relacionadas con las actividades de promoción turística realizadas por la Mancomunidad y por la duplicidad de funciones con APTA. A día de hoy, los gestores del ente no han evacuado el informe solicitado en varias ocasiones por grupos de la oposición y periodistas en la pasada legislatura sobre los gastos en viajes de los últimos años.

Esperemos que con este pacto total, que algunos partidos con representación ya han avanzado que no es un cheque en blanco, mejore la transparencia de un ente que todavía tiene pendiente demostrar su utilidad a los ciudadanos de la comarca.