22:19h. Lunes, 22 de julio de 2019

Gestión y conectar con los problemas del ciudadano

Editorial de Noticias 24

Los resultados electorales, así como los consiguientes pactos, han arrojado una abrumadora querencia de los ciudadanos de la Axarquía por los dos grandes partidos -PP y PSOE- que, salvo algunas excepciones y la fortaleza de partidos como Por Mi Pueblo, AxSÍ y GIPMTM-, siguen repartiéndose el gobierno en los distintos municipios.

Algunas cuestiones

Gobernando en minoría durante cuatro años, con los presupuestos congelados por la oposición y un sinfín de inconvenientes para sacar los proyectos adelante, Óscar Medina, sin embargo, ha logrado ganarse la confianza de su pueblo logrando una mayoría absoluta histórica, lo que pone de manifiesto que el ciudadano, en las locales y salvo contadísimas excepciones, sabe valorar el trabajo de un equipo de gobierno por encima de las siglas por las que se presente.

Algo así podríamos decir del GIPMTM, que de ser un partido con un nicho de votos muy definido en Torre del Mar, ha pasado a ser la tercera fuerza política de Vélez-Málaga, empatado a concejales con el PSOE. ¿Cómo ha logrado este partido, sino a través de una eficaz gestión, pasar de dos a siete concejales, logrando, además, muchísimos votos incluso en la ciudad veleña? Hay que tener en cuenta que, en un principio, eran muchos los partidos los que parecían tener opciones de representación en el Consistorio, pero, salvo el éxito incontestable de AxSÍ, que ha logrado aguantar el tirón de PP, PSOE y GIPMTM hasta lograr dos concejales, ningún otro estará en el Ayuntamiento.

Por esa misma regla, las urnas han castigado al PSOE de Moreno Ferrer, aunque ha logrado retener la Alcaldía tras su pacto con el GIPMTM, dejando, una vez más, al PP a las puertas de la gobernabilidad.

Vélez-Málaga otorgó, por primera vez en su historia, una mayoría absoluta aplastante al PP, que Delgado Bonilla desaprovechó hasta el punto de perder más de cinco mil votos en las siguientes elecciones y ser incapaz de convencer a ningún partido de la oposición para poder gobernar en coalición. En 2019, otra vez, una mayoría de veleños deseaba un gobierno popular, pero, otra vez, ni Delgado Bonilla ni el aparato del partido han logrado un pacto de gobierno. Esto debe hacer reflexionar al PP, ya que no vale sólo ganar en concejales para poder gobernar, lo que hace presagiar que, de seguir en la misma línea, dentro de cuatro años volverá a ocurrir lo mismo, como parece que va a hacer IU, tras unos desastrosos resultados que ponen en cuestión tanto la división con Podemos -que podía haberles reportado a ambos algunos concejales- como un mensaje centrado más en eslóganes de partido que en lo problemás reales del municipio.

Sin embargo, es de reseñar que Por Mi Pueblo ha logrado situarse entre los grandes triunfadores en la Axarquía (Benamocarra, Cómpeta, Moclinejo, La Viñuela...), pero no en Vé­­­lez-Málaga, donde el mensaje del exalcalde Souviron no logró conectar con el electorado.

Otro de los grandes triunfadores de las elecciones ha sido el PSOE, que en Frigiliana ha logrado una mayoría absoluta que refrenda tanto la ruptura del pacto que mantenían con el PP como el trabajo posterior de Alejandro Herrero y su equipo, que asienta definitivamente a los socialistas en la gobernabilidad de Frigiliana.

Quizás, va siendo hora de que, en las elecciones locales, los políticos se vayan dando cuenta de que los ciudadanos premian la buena gestión municipal.