Buscar
14:49h. sábado, 26 de septiembre de 2020
Editorial de Noticias 24

Numerosas playas han debido ser evacuadas ante la proliferación irresponsable de bañistas que no respetan las normas de seguridad. Poco miedo se le tiene a un virus que se ha llevado por delante a decenas de miles de españoles y que aún está lejos de ser vencido. 

Da la sensación de que -tras abrir las puertas al turismo- el fin es que la mayoría de la población acabe contagiada. Posiblemente, cuando haya pasado la temporada turística, volveremos a observar un nuevo baile de cifras de contagiados y fallecidos y, si esto es así, volveremos a un nuevo enclaustramiento por orden del Gobierno, como ha advertido el ministro Illa.

La clase política gobernante anda enfangada en asuntos turbios y/o irrelevantes que poco aportan al bienestar de los españoles, sin contar con la destrucción de la economía y la próxima subida de impuestos, por lo que hay que apelar al sentido común de los ciudadanos, tantas veces demostrado, para sobrevivir a unos tiempos oscuros y difíciles.

Si durante el gobierno de ZP, manifiestamente incapaz de aliviar la crisis económica de 2008, fueron los propios españoles los que demostraron estar a la altura de las circunstancias con su esfuerzo, tesón e inventiva, es hora de demostrarlo de nuevo.