Buscar
11:38h. sábado, 31 de octubre de 2020
Editorial de Noticias 24

El delegado territorial de Agricultura, Ga­­­na­de­ría, Pesca y De­sa­rro­llo Soste­ni­ble, Fer­nan­do Fer­nández Tapia-Rua­no, ha expuesto que, siendo un año seco, la Axarquía se lleva la peor parte en la provincia de Málaga, por lo que ha autorizado el uso de agua regenerada proveniente de la depuradora de Vélez-Málaga, así como el uso de los pozos del río Chíllar.

Los ecologistas, por su parte, ya hablan de un posible “colapso hídrico” en la comarca, debido fundamentalmente a lo que ellos denominan la “burbuja de los subtropicales”.

Sea como sea, el problema es más grave de lo que parece, y además es recurrente tras cada verano, puesto que siendo la Axarquía una zona idónea para el cultivo de los frutos subtropicales, que a su vez generan muchos puestos de trabajo, asombra que aún nadie haya dado con la tecla de garantizar agua suficiente como para no depender exclusivamente de los caprichos del tiempo. Cada campaña electoral, aparecen trasvases, desaladoras, etc., pero lo cierto es que falta el elemento principal para que se logre conjugar satisfactoriamente la industria y el medio ambiente: el agua.