05:46h. Sábado, 25 de enero de 2020

‘I am a hero’: termina el mejor manga de zombis

Artículo de Ramón Pérez

Kengo Hanazawa nació en 1974 en la prefectura de Aomori. Tras trabajar un tiempo de ayudante, en 2004 debutó en la revista Big Comic Spirits con la historia Ressentiment. De 2005 a 2008 publica el manga Boys on the Run, que en 2010 se adaptó y, más tarde, en 2012, se convirtió en serie de televisión. El éxito mundial le llegó con el mencionado I am a Hero, una particular historia de muertos vivientes, de la que también se han creado diversas secuelas, como I am a Hero en Osaka. En España ha sido editado por Norma Editorial, apareciendo el primer volumen en mayo de 2013, finalizando la serie en este mes de noviembre,

Vaya por delante que el manga I am a Hero me parece uno de los más redondos y espectaculares de los últimos tiempos, y considero que es absolutamente imprescindible para todo fan de la cultura zombi. Con esta premisa, era lógico que la historia se versionara al cine, siendo Shinsuke Sato el que se enfrentó al difícil papelón de estar a la altura... Y ya os adelantamos que lo ha conseguido en gran medida.

La historia comienza con Hideo Suzuki, un mediocre mangaka de treinta y cinco años que trabaja actualmente como asistente, y que trata desesperadamente de convertirse en el héroe de su propia vida lanzando un manga de éxito, al tiempo que intenta que vaya bien su relación con su novia y que las alucinaciones que sufre al caer la noche no le hagan perder la cabeza. Con el dinero que pueda ganar con el manga, quiere comprar una casa para vivir con su novia. Rodeado de problemas, no se da cuenta de los inicios de una epidemia que convierte a las personas en monstruos sedientos de sangre. El extraño virus, llamado ZQN, invade la ciudad y sus víctimas son convertidas en una especie de zombis agresivos. Hideo consigue escapar por los pelos del ataque de su novia zombi y, armado con su escopeta de tiro deportivo, comienza un peregrinaje para sobrevivir en un mundo devastado y loco. Protagonista casual, tendrá que descubrirse a sí mismo como el héroe que es. ¿Tendrá lo que hay que tener para ser un héroe? Mientras que la infección se extiende a través de Japón, tal vez incluso del mundo, Hideo intenta sobrevivir a la epidemia y ayudar en la destrucción de la sociedad japonesa que ahora es una horda de infectados, mientras los supervivientes que quedan, en su mayoría han abandonado toda humanidad. Pero cuando el pánico y el caos se desatan en Tokio, descubre, aterrorizado, que la realidad es mucho más espeluznante que sus fantasías. 

El enorme éxito del cómic ha propiciado la adaptación al cine de uno de los mangas de terror más populares de los últimos tiempos, que llega por fin a España. La película de I am a Hero replica con mucho acierto y desparpajo los momentos más brutos y viscerales de esos primeros episodios, con unos zombis más agresivos y esperpénticos de lo que estaréis acostumbrados a ver en series como The Walking Dead. Aquí, los llamados ZQN no solo son capaces de correr que se las pelan, sino que repiten como loros las frases que estaban acostumbrados a decir en vida. De hecho, este es uno de los puntos fuertes de una historia que en cierto modo supone una catarsis respecto a la cuadriculada sociedad japonesa, tan acostumbrada a que sus habitantes repitan como robots las frases que dicta el protocolo de cada momento. De esto modo, resulta muy divertido ver cómo un zombi sediento de sangre repite sin parar aquello de “cuidado por donde pisa” y otro grite el clásico Irashaimase (el saludo que te dedican cada vez que entras a una tienda) mientras lanza dentelladas.