02:50h. Martes, 17 de septiembre de 2019

Honor a Juan Gámez

Columna de Antonio Jiménez

Todavía hay tiempo, ¡menos mal!, de honrar la memoria de Juan Gámez Ruiz, el primer alcalde veleño de la democracia. Aún estamos en el año que conmemora (6 de diciembre de 1978 - 6 de diciembre de 2019) los 40 de la Constitución Española. Nunca es tarde, si la dicha es buena... 

Con un cafelito por delante en el Bar Toto, Antonio Peláez Toré me transmitía la sospecha de que Juan no tuviese una calle en su pueblo. Yo, que no vivo pendiente del Callejero, me resistí a creerlo; la suya será de las afueras, le comenté. Confirmado: Ni calle, ni Hijo Predilecto. Está claro que los veleños nos hemos olvidado de honrar a Juan Gámez. 
Porque aquí no tratamos de Guinness Records, aunque a Juan le tocase en suerte vérselas con el primer toro de la democrática corrida.

“Era uno de esos cruciales momentos en los que la Historia reclama el protagonismo de hombres excepcionales para bien manejar el timón de la compleja transición. Y Vélez-Málaga tuvo la fortuna de tenerlo en la persona de Juan”, escribía yo cuando lo incluía en Veleños del siglo XX. Porque el morlaco se las traía: “A Juan le incumbía, pregonando con el ejemplo, saber bregar en lo ‘inédito’ para que la ciudadanía y las instituciones, al par, aprendiesen a dar los primeros pasos ‘democráticos’ con el menor trauma social posible”. ¡Menudo papelón! 

Y terminaba mi particular homenaje, en tanto que veleño y amigo: “Con todo, su obra más imperecedera fue su histórico compromiso con Juan Fernando Ortega para el bienestar de María Zambrano en sus últimos años, y por la veleñez de la Fundación de nuestra universal paisana. Para los veleños, el mejor y más entrañable alcalde”.

¡Honor a Juan Gámez!