04:39h. Domingo, 18 de Noviembre de 2018

Reconquistas

Artículo de Ramón Pérez

¿Aprendió el hombre a caminar solo para pelear? Uno estaría tentado de creerlo leyendo esta historia épica escrita por S. Runberg y dibujada por Miville-Deschênes. 

Hace mucho, mucho tiempo, dos tri­bus de Asia Me­nor, los hititas y los escitas, libraron una guerra implacable. Para desafiar al ejército hitita, cansados de matarse unos a otros, los gobernantes de los tres imperios escitas deciden poner fin a su hostilidad y unen sus ejércitos. Estos tres pueblos nómadas que una vez sembraron el terror y la destrucción en la estepa, se unen para formar una alianza que agrupe a todo el pueblo escita. Les gusta llamarse a sí mismos ‘La Horda de los vivos’, y continúan su implacable avance, cada vez más segura de su invencibilidad. Sin embargo, la alianza de los tres reyes es más frágil de lo que parecen pensar que es. Por el contrario, el enemigo hitita parece estar dominando su armamento de una manera completamente nueva, y las grietas comienzan a aparecer en la fachada unificada de la Horda. Amén de esto, la arrogancia y la codicia de un joven monarca hitita presionará para que se reanude la lucha. Mientras, el rey de Babilonia envía a su mejor escriba, la enigmática Thusia, en medio de la agitación, para informar sobre la batalla y que el hecho memorable pueda leerse en la gran biblioteca de Babilonia. Así es como la escriba termina montando el griffo de Marak dirigiéndose a la capital hitita. Si ella tiene éxito, la Horda sobrevivirá. La procesión está acompañada por cinco hechiceros antiguos, los últimos representantes de una cultura sumergida. Miles de guerreros finalmente parten, rodando palacios, elefantes, osos entrenados y criaturas misteriosas y temibles mantenidas en jaulas a prueba de escape. Pero los oráculos no prometen nada a los luchadores...

Sylvain Runberg, nacido en 1971, divide su tiempo entre Estocolmo, Provenza y París. Reconocido como uno de los escritores más talentosos de su generación, se caracteriza por la variedad de mundos que crea, dado que al autor no le gusta estar limitado a un género en particular, y se sumerge en sus propias experiencias, historia o realidad contemporánea, para desarrollar sus na­rrativas: space opera, thrillers psicológicos de ciencia ficción, manga, terror, aventuras históricas a veces teñidas de fantasía, crónicas contemporáneas… Todos caracterizados por su estilo realista, ya sea verdadero o imaginario, adaptó al comic la famosa trilogía de Stieg Larsson Millennium siendo aclamado por su trabajo, por medios franceses y europeos, acabando publicado en otros 13 países.

Artista y guionista, François Miville-Deschênes, nació en un pequeño pueblo costero en la provincia de Quebec, y pasó su juventud tratando de escapar de él a través de su dibujo. En 1987, siguiendo el consejo de sus maestros, abandonó los estudios y comenzó a viajar. Todavía persiguiendo los sueños de juventud, envió su cartera a varias editoriales europeas, llamando así la atención de la reputada Editorial Humanoïdes Associés, que le ofreció el guión de Millénaire, que ilustró durante varios años con su brío característico. Desde entonces, también ha tomado parte en la serie de la que hablamos hoy Conquests, de Editorial Le Lombard, que nos ofrece Norma Editorial en formato integral.