23:02h. Jueves, 21 de Febrero de 2019

Fallece Arturo Rojas

Artículo de Ramón Pérez

Historietista fundamental de la llamada escuela Valenciana, creador de 7-7 cero a la izquierda, Angustio Vidal y Hippy Fardón, entre otros personajes, Arturo Rojas de la Cámara nació en la década de los treinta del pasado siglo y tuvo una formación autodidacta como dibujante, siendo además un voraz lector de niño. Su pasión era la literatura y también la historieta, y por eso intentó dibujar tebeos de humor en el final de los años cuarenta, en Jaimito, firmando con el seudónimo Red, pero el servicio militar interrumpió su carrera. Él era un empleado de banca, pero como deseaba ganar un sobresueldo intentó su regreso al negocio de los tebeos, encontrándose entonces con una fuerte competencia entre las editoriales Valenciana y Bruguera. Intentó primero introducirse como dibujante de historietas en Valenciana pero no fraguó su empeño, optando por escribir novela popular, algo a lo que era también muy aficionado. Usó el seudónimo Red Arthur en estas lides, publicando novelitas de fantasía y guerra en los sellos Toray y Valenciana.

Cuando regresó a la historieta co­men­zó a trabajar en Bruguera (creó a Don Fadrique en 1956) pero rápidamente fue reclamado por Va­len­cia­na, y pasó a dibujar a tiempo com­pleto tanto en Jaimito como en Se­lecciones de Jaimito, Pumby y To­by, naciendo en estas cabeceras al­gunas de sus series más interesantes y dinámicas: El guardia Felipito (en Jaimito, en 1956), Juanito Mi­se­rias (en 1957), Don Cleo (en 1958), El guardián Felipe (en Se­lec­ciones de Jaimito, en 1958), Gedeón y el genio Eustaquio (luego Eus­ta­quio, el genio de la lámpara, en 1959), Centaurito (en 1960), Na­bu­co­donosor y Pío, S.L. (en 1961), Ala­di­no (en Pumby, en 1961), El agente 7-7 cero a la izquierda (en Jai­mito, en 1966), cosechando gran éxi­to sobre todo con esta última mencionada. Pese a toda esa producción, también creó personajes pa­ra revistas de Bru­gue­ra, sobre todo en los años setenta, co­mo Don Percebe y Ba­silio, cobradores a do­micilio (en DDT, en 1971), Angustio Vi­dal (en Din Dan, 2ª época, en 1971), Aní­bal (Zipi y Zape, en 1972) y otras para otras publicaciones (Mortadelo, Morta­delo Gigante, en la segunda época de Pulgarcito, Súper Ló­­pez y en la segunda época de Súper Pulgarcito). 

También trabajó para editoriales europeas a partir de 1959, a través de agencia (por mediación de Bardon Art) o pactando él directamente con los editores. Y fue reclamado por otros editores puntualmente: Hippy Fardón fue una serie sobre el hippismo creada para Gaceta Junior en 1969, Quico fue una serie costumbrista que dibujó para el suplemento Pipa! (del Diario de Valencia, en 1981); finalmente, Marbelly Kasset, que vive de la jet set (fue una serie que contó con guiones de Victor Mora, destinada a la cuarta época de TBO, uno de sus últimos trabajos, de 1988). Su última serie fue Gasolino y Pistón, que se vio en el año 2000 en Cómic Guía. También fue ilustrador de libros y cuentos. 

DEP, amigo.