Buscar
13:45h. miércoles, 15 de julio de 2020

Villa Mercedes, la huella histórica

Columna de José Marcelo

Hay siempre preguntas sin respuestas, porque el tiempo la sepulta y no queda nada de esa memoria, o bien queda tergiversada en una leyenda mal contada.  Pero en el caso de Villa Mercedes no ha ocurrido tal pérdida. Ella se ha mantenido en pie, sobreviviendo a los avatares del tiempo, del progreso y contra la ambición de los intereses especuladores de la construcción. Esto ha sido posible gracias a “ese profundo sentimiento familiar que le ha permitido la permanencia en el tiempo, con su leyenda incluida”. Cita de Luis Alonso Martín Delgado,  recogida en el prólogo del libro Villa Mercedes en la leyenda del tiempo y cuyo autor es Carlos Cardona Navajas.

Actualmente, Villa Mercedes mira orgullosa al nuevo Paseo Larios, desafiando como una huella histórica al tiempo, e interrogándonos qué hicimos con su pasado, con aquellos edificios que les acompañaban y que representaban el florecer de una época, de una ciudad. Se preguntará también qué será de ella, porque un pueblo que olvida su historia y no la conserva, navega perdido en la marea del tiempo, sin ancla  donde fondear ni puerto donde atracar.

Preguntas que el autor del libro se hace también. Nos presenta un trabajo de investigación buscando las respuestas. Lo hace motivado por varias razones: la primera, ese compromiso sentimental con Villa Mercedes y con su familia, la segunda y, no menos importante, la preocupación con la historia y el pueblo de Torre del Mar. Que como profesional, arquitecto técnico, desarrolla y plantea muy bien la parte técnica. Pero lo más importante que descubrimos es su amor por la historia y su preocupación por el futuro de Torre del Mar. Como declara en la encuesta, apuesta por la recuperación  y puesta en valor de los vestigios históricos que  quedan: Casa de la Viña, el Cortijo de Giner, las murallas del fuerte de Torre del Mar... Evitar elementos que contradigan la protección de los edificios, como “apergolado” del paseo delante de Villa Mercedes. Expresa su preocupación por una población más sostenible, donde se apueste más por la vegetación natural. 

Hay  suficientes razones  para sentirnos  orgullosos de  Torre del Mar, porque es una ciudad abierta y hospitalaria, de esto he hablado en otros artículos. Que los errores cometidos en el pasado, así como los aciertos sirvan para aprender  y construir un mejor futuro. Es preciso resaltar que el valor de una ciudad está en la calidad de su habitabilidad y de sus servicios. Que no está en levantar muchos bloques, ni hoteles que se apoderen de la vista abierta al mar, para tener turismo una temporada (como fue el craso error que cometieron  en la costa occidental de Málaga). Ni tampoco lo justifica el aumento de densidad de población. Que el lema publicitario ‘Torre del Mar todo el año’ signifique sostenibilidad. 

Enhorabuena Carlos Cardona por tu libro y la exposición. Gracias también por tu preocupación y magnífica aportación a la historia de Torre del Mar. Que Villa Mercedes sirva de ejemplo de conservación, consiga el apoyo de la administración y encuentre una propuesta viable de uso.  ¡Que perviva siempre en la leyenda del tiempo!