23:55h. Jueves, 21 de Junio de 2018

Partido a partido

Columna de Antonio Jiménez

Entre que salimos cada dos semanas y la complejidad política y partidaria en la que acabamos de entrar en España, mejor será opinar partido a partido:

Nazis XXI. Pareciera que con Torrá hayamos descubierto el fascismo del catalanismo. No. Lo que hemos visto ahora ha sido su racismo soterrado. El científico, nazi o de Sabino. Ese que sottovoce habla de moros por debajo del Ebro y de arios por encima. 

Sánchez. Siempre me dio mal tufo, con su talante entre deportivo y chulesco. Además, aquello de espetarle a Rajoy, a la cara y ante la nación española, lo de ‘indecente’ al presidente de todos, fue un alarde de mala persona, moralmente inolvidable. Por todos, le deseo lo mejor.

Rajoy. Soy de los convencidos de que Rajoy no ha ejercido la corrupción, más bien ha sido ella la que lo ha perseguido. De entrada, no me gustó un pelo, pero después de tantas exhibiciones parlamentarias, me resultó un tipo brillante, y hasta simpático. Descanse en paz  

Gobierno. Entiendo que mejora a su presidente y entra con buen pie gracias a la alfombra económica de Rajoy. Pero con su punta de intelectual, su glamuroso europeísmo y su antisoberanismo, Borrell colma mis expectativas. Pero también los heterodoxos Marlaska o Huertas, y Celaá, y Duque, y... Nada de ‘Za­pa­tero 2’, pero donde hay patrón...

Con un presidente con solo 84 diputados, apoyado en el Parlamento por un revoltijo  de populistas e independentistas, no estoy para tirar cohetes. Pero, con el tirón sociológico del atolondrante (y alienante) supremacismo moral de las izquierdas, y una derecha contra las cuerdas, se puede esperar cualquier cosa.