05:40h. Sábado, 20 de julio de 2019

¡Buena noticia!

Columna de Antonio Jiménez

Durante siglos, hasta hoy, los españoles hemos tenido que convivir con la Leyenda Negra, pero lo peor es que, desgraciadamente, nos la hemos creído: en un curso de El Escorial, se abochornaba el historiador británico Henry Kamen: “Es inaudito. Los únicos en todo el mundo que se creen ya la Leyenda Negra a pies juntillas son ustedes, los universitarios españoles”. 

Para muestra, la interpelación de Erasmus Darwin (1731-1802), científico y filósofo inglés, abuelo de Charles Darwin y miembro de la Royal Society, en el Parlamento Británico de 1785: “En mis viajes por el inabarcable imperio español he quedado admirado de cómo los españoles tratan a los indios, como a semejantes, incluso formando familias mestizas y creando para ellas hospitales y universidades, he conocido alcaldes y obispos indígenas y hasta militares, lo que redunda en la paz social, bienestar y felicidad general que ya quisiéramos para nosotros en los territorios que con tanto esfuerzo, les vamos arrebatando”. “Parece que las nieblas londinenses nos nublan el corazón y el entendimiento, mientras que la claridad de la soleada España le hace ver y oír mejor a Dios. Sus señorías deberían considerar la política de despoblación y exterminio, ya que a todas luces la fe y la inteligencia española están construyendo, no como nosotros un imperio de muerte, sino una sociedad civilizada que finalmente terminará por imponerse como por mandato divino. España es la sabia Grecia, la imperial Roma, Inglaterra el corsario turco”.

Ayer Julián Juderías (1914) y hoy Roca Barea, inspiran a los jóvenes cachorros de Gustavo Bueno, los Iván Vélez, Pedro Insua o Jesús Maestro, a desmontar las patrañas de la Leyenda Negra. Lean sus libros, vean sus videos...