12:41h. Sábado, 22 de Septiembre de 2018

VIVIENDA

Rincón de la Victoria no es lugar para pobres

La preferencia por arrendar de muchas familias y la poca oferta de pisos para larga temporada frente a los vacacionales disparan los precios de los alquileres, y no parece tener freno. Basta entrar en internet para darse cuenta que los precios de los alquileres en Rincón de la Victoria están por las nubes.

Avenida Mediterráneo. Rincón de la Victoria.
Avenida Mediterráneo. Rincón de la Victoria.

Los informes de evolución de precios del mercado de alquiler del portal idealista.com son claros: 15,4% de subida interanual en la provincia de Málaga; y según el portal enalquiler.com: un 18,8% en Rincón de la Victoria en el último año. En el lado contrario, la evolución de los salarios: un retroceso del 0,1% según publicaba recientemente Europa Press.

El Diario Sur publicaba a finales del pasado año que de cada cien trabajadores de la provincia, 41 sumaron a lo largo de 2016 ingresos inferiores a 9.080,4 euros, que es el salario mínimo interprofesional (SMI) anual. Otro 27% se situó en la banda que va de una a dos veces el SMI, es decir, entre 648,6 y 1.297,2 euros mensuales. 

Si a esto le restamos el precio medio de la cesta de la compra mensual, alrededor de 270 euros (según El Pais. Diciembre, 2016), y el recibo de la luz, 67,63€/mes (ofertia.com), se antoja difícil hacer frente a un alquiler para las rentas más modestas.

Cualquiera que entre en un portal de viviendas en alquiler puede encontrar "ofertas" como éstas: 570€. 62m2. 1 Hab. 1 Baño. Céntrico piso en Rincón de la Victoria; ó 800 €/mes, 60 m2, 2 hab, 2 baños en Rincón de la Victoria; ó 900€/mes, Garaje incluido. 3 hab. 100 m², 3ª planta exterior con ascensor en La Cala del Moral, Málaga.

Llamamos al propietario de un piso en alquiler que nos dice, sobre los precios, que “antes me bajaba los pantalones, pero ahora no. Hay mucha demanda y poca oferta, así que ahora somos nosotros los que ponemos los precios”. “Si no le gusta, váyase usted a Málaga”.

La alternativa está clara para jóvenes que se quieren emancipar, personas de mediana edad que se divorcian, autónomos, personas con bajas rentas, etc: emigrar a otros municipios, porque la compra de un piso deja de ser una opción cuando el precio de la vivienda en Rincón de la Victoria subió un 6,3 % en el 2017, y particularmente hasta 11,98 % en calles como la Av. de la Virgen de la Candelaria (precioviviendas.com).

La última promoción de viviendas sociales data del año 2010, siendo alcaldesa de Rincón de la Victoria, Encarnación Anaya (PSOE). Fueron las viviendas de Paraíso del Sol con 118 inmuebles y fue la la promoción de viviendas sociales (VPO) de mayor envergadura jamás promovida en el municipio. Mientras tanto, en 2016, se dio luz verde a la reurbanización de Calle Miró que contendría cuatro viviendas para fin social. Esta promoción sigue a día de hoy en el mismo estado. 


Ciudad dormitorio

Estos datos dan claramente al traste con la política del Ayuntamiento rinconero de querer alcanzar los 50.000 habitantes para conseguir una mayor cuota de impuestos nacionales y autonómicos, con los que poder hacer frente a infraestructuras de las que carece el municipio, tanto de ocio como de educación.

La cercanía a Málaga, la escalada de precios en la capital y los nuevos accesos de población joven al mercado de trabajo vuelven a precipitar a Rincón de la Victoria al calificativo de ciudad dormitorio de una población de renta alta no censada, que trabaja, vive y consume en la capital.


Monopolio de las inmobiliarias

Si muchas inmobiliarias habían cerrado tras la ruptura de la burbuja inmobiliaria y la crisis bancaria que había echado el cartel de cerrado a los préstamos hipotecarios, éstas han encontrado un nuevo filón en los alquileres, haciéndose con la mayoría del escaso parque de viviendas en alquiler, trasladando sus honorarios, que pueden llegar a ser de hasta una mensualidad completa, al arrendatario. Este nuevo modelo de negocio permite a la inmobiliaria captar los pisos en alquiler, porque al propietario no le supone gasto añadido.