20:52h. Lunes, 20 de Agosto de 2018

El PP acusa a Sánchez de querer aplicar “una mala copia a la italiana” en la política española

Andrea Levi, vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, cree que “Sánchez solo quiere plantear una alternativa de izquierdas, que no gana en las urnas y por eso lo busca en los despachos”.

Andrea Levy (Foto: pp.es)
Andrea Levy (Foto: pp.es)

Levy, ha acusado hoy a Pedro Sánchez de pretender con su moción de censura “una mala copia a la italiana en la política española” de lo que ya se ha vivido en Cataluña estos meses, algo preocupante y negativo para los intereses de nuestro país. De esta manera, ha advertido de que esta moción únicamente consigue que se produzca inestabilidad tanto política como económica, alejando posibles inversiones, y poniendo en riesgo la paz social, algo que, parece, Sánchez quiere mimetizar en la política nacional.

“Sánchez solo quiere plantear una alternativa de izquierda que no gana en las urnas y lo busca en los despachos, incluso con aquellos que pretenden una voladura de nuestra democracia, con tal de llegar a la Moncloa”, ha afirmado.

Levy ha recordado que al viraje de Sánchez resulta preocupante, porque hace apenas una semana el Gobierno logró sacar adelante los Presupuestos para 2018 en el Congreso, que dotan a España de estabilidad y extienden la recuperación económica. Horas después, presenta una moción “de forma apresurada, sin apoyos, con el único objetivo de quítate tú para ponerme yo”. “La aprobación de los Presupuestos fue compleja, pero se logró”; y ahora el secretario general del PSOE pretende poner jaque esta estabilidad.

En este contexto, ha lamentado que se haya presentado sin que haya más alternativa que “echar a Rajoy” con subterfugios y excusas; al tiempo que le ha recordado a Sánchez que logró 137 diputados en las últimas elecciones generales, frente a los 85 del PSOE siendo él su candidato.

Durante una entrevista en El Programa de Ana Rosa de Telecinco, Andrea Levy ha sido preguntada por los casos de corrupción política, “que no entiende de partidos ni territorios”, y ha reiterado que “no me duelen prendas en empatizar con el malestar que crean los casos de corrupción”.