04:42h. Jueves, 21 de Marzo de 2019

La DGT intensifica la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y silla de niños en el vehículo

Un uso adecuado del cinturón de seguridad podría evitar una cuarta parte de los muertos en accidente de tráfico.

El cinturón de seguridad es el elemento de seguridad pasiva más eficaz de los vehículos y el que más vidas ha salvado. Según se desprende de los datos del proyecto ESRA (Encuesta sobre Actitudes de los Usuarios de la Vía), realizada en 38 países, el 80% de los españoles declara haber utilizado el cinturón de seguridad como conductor durante la conducción en el último año, un 81% reconoce haberlo utilizado como pasajero en el asiento delantero del coche y el 70% como pasajero en los asientos traseros del coche 

Estos datos muestran que pese a que su uso es obligatorio para todos los ocupantes de vehículos, queda un pequeño reducto de ocupantes reticentes a ponérselo, motivo por el cual, la Dirección General de Tráfico durante esta semana va a intensificar la vigilancia sobre el uso de dicho dispositivo de seguridad.

Los datos de la encuesta mencionada, se ven reflejados también en las cifras de siniestralidad vial. En 2017 el 24% de los fallecidos de 12 años y más, usuarios de turismos y furgonetas no utilizaban el cinturón de seguridad y en las vías urbanas no lo llevaban 35 de los 87 fallecidos. En lo referido a los heridos hospitalizados en vías interurbanas no utilizaban cinturón el 9% y en las urbanas ese porcentaje se elevó al 18%, hecho que constata que el uso de dicho cinturón es menor en las ciudades que en carretera.

UNA PREOCUPACIÓN QUE SALTA FRONTERAS

El uso del cinturón de seguridad es uno de los pilares fundamentales de la seguridad vial, motivo por el cual, esta campaña se enmarca dentro del calendario anual de actuaciones especiales previstas por la Organización Internacional de Policías de Tráfico (TISPOL). Esto significa que en numerosos países las policías de tráfico van a incrementar la vigilancia de su uso

Por su parte, la Organización Mundial de la salud, recoge también en sus informes, la importancia del uso de este dispositivo y aboga a que los países incluyan en su legislación, la obligatoriedad de la utilización del cinturón de seguridad.  Aproximadamente 105 países, que representan el 67% de la población mundial, cuentan con leyes que obligan al uso de este elemento de  seguridad por parte de todos los ocupantes de un vehículo. 

Cómo protege el cinturón de seguridad

HACIA DONDE VAMOS

El cinturón de seguridad ha evolucionado a lo largo de los años, pasando de los dos puntos de anclaje originarios, a los de  tres puntos que son los que actualmente conocemos. Asimismo, la tecnología ha ayudado a que muchos vehículos lleven ya incorporado un dispositivo sonoro y visual que recuerda a los ocupantes que tienen que hacer uso del mismo.

Como ya se ha hecho con la velocidad, el control del uso del cinturón de seguridad pasa por la vigilancia automatizada, como complemento a la vigilancia que realizan los agentes de tráfico en carreteras. La DGT continúa  avanzando en desarrollos tecnológicos de videoanálisis para la detección de la no utilización del cinturón así como como del uso del móvil al volante

EL TRASLADO DE LOS MENORES, RESPONSABILIDAD DEL ADULTO

Si importante es que lo adultos hagan uso del cinturón de seguridad, en el caso de los menores el uso correcto de los sistemas de retención infantil es fundamental. En 2017, 5 de los 17 menores de 12 años fallecidos que viajaban en turismo o furgoneta no hacían uso del mismo.

La Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil (AESVI) aprobó el Decálogo de la Seguridad Vial Infantil, un conjunto de medidas imprescindibles a tener en cuenta a la hora de desplazar con seguridad a los menores en los vehículos y cuyo objetivo es que ningún menor fallezca o sufra heridas graves cuando viaja como ocupante de un vehículo.

Es la primera vez en la historia de España que todas las partes implicadas en la seguridad vial de los menores se unen con un único objetivo que es mejorar la protección de este colectivo.

La legislación española obliga a que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos,  excepto: 

1.Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros

2.Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características.
3.Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Solamente en estos casos, los menores podrán ocupar el asiento delantero del vehículo, pero siempre utilizando el sistema de retención homologado a su talla y peso.

Según el Reglamento de Circulación, los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante, instrucciones en las que se indicará de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.