01:42h. Miércoles, 19 de Junio de 2019

Hayan un hacha prehistórica en Bentomiz durante la limpieza de los aljibes

Desde primeros del mes de mayo de 2019 se viene realizando una serie de trabajos de limpieza de vegetación, tierra y diversos elementos como escombros y basuras en el yacimiento del Castillo-Fortaleza de Bentomiz, que son los primeros que se realizan en su historia más reciente.

Excavación y el hacha
Excavación y el hacha

Durante estos trabajos se ha primado la limpieza de tres aljibes que se encontraban muy deteriorados por la vegetación existente, así como por su uso continuado como escombreras y zonas de acopios de piedras pertenecientes a las terrazas de cultivo o a las diversas estructuras del yacimiento el propio yacimiento. Con excepción de algunas plantas arbustivas del grupo de las zarzas, del género de rubeáceas, de forma predominante se han implantado de forma parasitaria, masas y tapices de gramíneas, pequeñas leguminosas, junto con algunas especies de parietarias. La erradicación de esta masa vegetal no resulta compleja, tanto con la ayuda de instrumental mecánico del tipo desbrozadora de hilo, como con el posterior escardillado manual de las cepas radiculares, actuaciones que sobre protecciones de suelos y estructuras se llevan  a cabo con atención especial y bajo supervisión estricta del equipo arqueológico.

Las labores arqueológicas están permitiendo evidenciar que la ocupación de la colina donde hoy se ocupa Bentomiz estuvo poblada al menos desde época prehistórica. La localización de ciertos utensilios como un hacha realizada sobre diabasa malaguide de grano fino, cerámica a mano de clara adscripción calcolítica, prehistórica, elementos de ajuar doméstico de época protohistórica junto con los ya conocidos por su ocupación en época califal hasta momentos moriscos. Siempre con la prudencia que este tipo de hallazgos conlleva, más al haber sido localizados en las  colmataciones por vertidos en los aljibes, nos permiten ampliar la secuencia de ocupación histórica del yacimiento otorgándole un amplio abanico crono-cultural muy relevante de cara a la investigación científica y a la propia entidad del bien.

Los trabajos siguen desarrollándose en la actualidad como paso previo a la creación de una señalética que ayude a conocer  a aquellos que lo visiten la historia del Castillo-Fortaleza de Bentomiz.